Ya ha comenzado la segunda temporada de la serie de Televisión de antena 3, que triunfó en la primera temporada, Bajo sospecha. El martes pasado, día 12 de enero pudimos disfrutar del primer capítulo de esta nueva temporada, llena de mucho misterio y acción.

En este primer episodio comienza con la desaparición misteriosa y sin dejar rastro de una joven doctora francesa Catherine Le Monnier (Leticia Dolera) del Hospital Policlínico Montalbán. Dos semanas después desaparece también misteriosamente y aparece asesinada la enfermera jefe Isabel Freire (Ingrid Rubio) de este mismo hospital.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Esto hace saltar las alarmas. El caso llega a las manos del Comisario Casas (Lluis Homar), que pide que le ayude al inspector Vidal (Vicente Romero). El Comisario Casas manda a infiltrarse a Víctor (Yon González), el cual se infiltra como enfermero en prácticas para investigar la desaparición y asesinato de las trabajadoras de este hospital.

En un primer momento se piensa que la persona que ha cometido estos delitos es un depredador sexual en serie, ya que el cuerpo de Isabel Freire aparece medio desnudo tirado en un descampado, pero más tarde, los análisis y pruebas que ha realizado la forense de la comisaría, dan todos negativos y demuestra que allí no fue asesinada, sino que fue puesto allí intencionadamente para que todo el equipo de la policía piense que es un agresor sexual. Víctor contará con la ayuda de un nuevo compañero Alain (Hugo Becker) es un inspector de policía francés enviado por el gobierno para que investigue la desaparición de Catherine junto a su superior Sophie (Mar Sodupe), quienes tendrán que colaborar con la policía española. Al principio no estarán de acuerdo ninguno de los dos equipos en colaborar juntos, sin embargo aunque tienen sus más y sus menos, formarán un gran equipo.

Vídeos destacados del día

Tras las primeras investigaciones descubren que Isabel Freire estaba embarazada, sin embargo, el bebé que esperaba no era de su marido, ya que este tenía la vasectomía hecha, sino que el bebé que esperaba era del forense del hospital.

El capítulo termina con el encuentro del coche de Isabel Freire donde encuentran un osito de peluche, el cual lleva una grabación de una chica, no es ninguna de las dos. Esto nos deja con otra nueva desaparición de otra trabajadora del hospital. Todos los trabajadores son sospechosos. Este primer episodio dura alrededor de ochenta minutos y en el que pudimos disfrutar de muy pocos anuncios de televisión.