Basada en hechos reales - En 1992 se celebraron las olimpíadas de Barcelona, la empresa IBM lanzó al mercado el primer smartphone de la historia (Simon Personal Communicator) y el karaoke empezaba a volverse popular. El 1992 también pasará a la historia como el año de la mayor y más importante encuesta judicial llevada a cabo en Italia con el nombre de "Mani Pulite"(manos limpias) donde cayó definitivamente un sistema corrupto alimentado por sobornos "Tangenti" que circulaban entre empresarios y políticos de la época y cuyo eco fue tan fuerte que provocó la caída de la "Primera República" abriendo el paso a la segunda. Es precisamente con éstos acontecimientos que empieza la serie, Mario Chiesa, un exponente del PCI (partido socialista italiano) acaba en manos de la policía judicial acusado de corrupción y sintiéndose abandonado por su partido, se convence a confesar e inicia así el efecto domino que hará caer el sistema bautizado por los magistrados como "Tangentopoli".

Desarrollo estimulante - La serie utiliza un sistema narrativo alimentado por las vidas de seis personajes ficticios que acabarán influyendo de alguna manera uno en la vida del otro. El protagonista y además creador de la misma serie, Stefano Accorsi, interpreta un publicitario amoral que trabaja por Fininvest, Leonardo Notte y es el claro protagonista de la obra. Veronica Castello (Miriam Leone) comparte el cetro de la actriz co-protagonista con Beatrice Mainaghi (Tea Falco); la primera aspira a ser la más aclamada "show girl" de la Televisión italiana, utilizando su atractivo para llegar al éxito mientras que la segunda es la hija de un importante empresario tocado por la encuesta judicial (Michele Mainaghi). Bibi Mainaghi, apodo usado por sus conocidos, es inicialmente apática a la vida empresarial de sus padres y no parece encajar con su entorno familiar, ni buscar el éxito, constituyéndose así como un personaje diametralmente opuesto al de Veronica Castello.

Vídeos destacados del día

El reparto se completa por Luca Pastore y Rocco Venturi (interpretados por Domenico Diele y Alessandro Roja), dos policías judiciales del grupo liderado por el magistrado Antonio Di Pietro y por último el neo político Pietro Bosco (interpretado por Guido Caprino).

Crítica y secuelas - La serie ha recibido numerosos elogios por parte de la crítica mundial y están previstas otras dos temporadas.