Ruth ha escrito en el blog de los tronistas y ha aprovechado para desahogarse de la tensión que ha pasado con su enfermedad y también por los momentos vividos en plató.

Respecto a su diabetes admite que no lleva muy bien el tema de tener que pincharse todos los días para controlar su nivel de glucosa, pero por otra parte agradece que la enfermedad que le acaban de diagnosticar tenga un tratamiento, aunque tenga que cuidarse y controlar las comidas para siempre.

En el blog habla también de Susana y Manu. Como todos sabréis Ruth fue una de las finalistas de Manu, y ella esperaba ser la elegida, por lo que la decepción de verse sola tras la final, fue mayor que para sus compañeras.

Desde que Ruth ha sido elegida tronista ha tenido que ver casi todos los días al que fue un chico muy especial para ella junto a su novia. Además Manu y Susana no pueden evitar transmitir el gran cariño que se tienen, con gestos, caricias y bailes el uno junto al otro. Es por esto que la tensión con la tronista es inevitable.

Ella y Susana se llevaban muy bien cuando eran pretendientas, pero esto terminó en el instante que Susana fue elegida por su tronista para ser su novia fuera del programa.

Es por todo esto que Ruth declara en su blog que preferiría que Manu y Susana no fuesen más al plató cuando está ella. Al parecer su presencia le incomoda y le impide avanzar con sus chicos.

Reconoce que Susana le incomoda más que Manu, por los continuos piques que ambas tienen casi todos los días.

Vídeos destacados del día

En cuanto a Manu, Ruth dice que su presencia le molesta menos que la de su novia, aunque realmente siente que le cohíbe a la hora de conocer a otros chicos.

Ruth también habla de sus chicos, admite que está muy contenta con Iván y también con Jonathan.

Veremos si el programa atiende a sus deseos y dejan de invitar a Manu y Susana mientras Ruth esté en el trono.

No están siendo momentos fáciles para la tronista que ha tenido que ver con tristeza la marcha de su amiga Steisy y la llegada de Elisa, la nueva tronista con la que no ha hecho buenas migas, al menos de momento.