Vaya manera de empezar la que está teniendo a Elisa de Panicis en Mujeres y Hombres y Viceversa. La italiana, que sólo lleva un par de programas como nueva tronista del dating show de Telecinco, ya ha empezado a convertirse en la nueva protagonista del espacio dedicado al amor de Mediaset, mostrándose natural, tal y como es.

Si en su presentación no se escondía y hablaba de los problemas que había tenido durante su infancia y lo dura que había sido su vida hasta recalar en el MYHYV italiano, de donde saltaría a Supervivientes en España, por no hablar de la reciente ruptura que ha tenido con su chico y que ha sido clave para aceptar la oferta de la dirección de este programa, en el segundo ha empezado ya a perfilar a los que serán sus tronistas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal MYHYV

Después de conocer a algunos de los pretendientes anónimos que le han ido cayendo, las sorpresas fuertes han llegado más tarde, con Steisy y Dosel sentados como colaboradores estrella de este trono, ambos han puesto un rostro de perplejidad al escuchar de la voz de Emma García, presentadora del programa, que el famoso Leo sería uno de los chicos a los que querría conocer la italiana.

Con todas las alarmas disparadas y el rumor incesante en la grada, la conductora de MYHYV confirmaba después que ese famoso Leo no era Cámara, si no el que fuera participante de Quién Quiere Casarse con Mi Hijo (QQCCMH) y que parece podría sentarse en los próximos días en el banquillo de candidatos a ocupar el amor de Elisa.

Quien seguro estará ya será el que fuera finalista de Steisy, y uno de sus favoritos durante el último tramo de su trono, Traian. Sin que nadie lo esperara, este ha hecho acto de presencia en el programa desatando la sonrisa de Elisa, que no ha dudado en pedirle que se siente para pretenderla ya que a primera vista le había gustado mucho y deseaba seguir conociéndolo.

Una sentencia que no ha gustado nada a Steisy, que se ha visto visiblemente enojada, y eso que tenía a su lado a Dosel. Es de esperar que estos dos han tenido una buena discusión fuera.