A poco más de un mes de publicar el nuevo sencillo que ha abierto las puertas a su último álbum 25, ya no se cuentan las miles de versiones, profesionales o satíricas, que, alrededor del mundo, han tratado de vocalizar las palabras de Hello, la más flamante perla musical de Adele. Más de 588 millones de visitas en Youtube para una canción y un video (dirigido por el cineasta, actor y guionista canadiense Xavier Dolan) visiblemente destinados a modificar para siempre las reglas de la Música contemporánea. Tal como Adele nos ha enseñado a partir de su anterior álbum 21 que, publicado el 24 de enero de 2011, vendió más de 30 millones de discos por todo el globo.

La nueva balada de la cantante y compositora británica originaria de Tottenham ha dado vida, durante el último mes, a una multitud de adaptaciones irónicas. Sin lugar a dudas, el premio para la más curiosa y divertida va a la versión de Matthijs Vlot, que en pocas horas ha sabido convertirse en el video más viral de esta semana. Una grandiosa y original combinación de decenas de películas cult y personajes memorables que canturrean las palabras del texto que medio mundo ya conoce de memoria.

Concentrado en poco más que dos minutos, se trata de un trabajo extenso y escrupuloso en el que cada término o expresión resultan interpretados por un distinto actor. De tal manera se pasa desde el Sacha Baron Cohen de Borat hasta un joven Leonardo Di Caprio de La Playa, cinta dirigida por Danny Boyle en el lejano 2000 cruzando también Star Wars, La Bella y la Bestia, Trainspotting, Harry Potter y la trilogía símbolo Matrix.

 

Un elenco inagotable de films y estrellas de Hollywood, desde Arnold Schwarzenegger, pasando por Scarlett Johansson, Brad Pitt, Edward Norton, Demi Moore y el Dustin Hoffman de El Graduado, que suplantan la imponente emisión vocal de Adele al ensamblar las frases del texto original por las auténticas palabras de las diferentes películas.

Vídeos destacados del día

Una posibilidad imperdible de ver a Terminator, el extraterrestre E.T. y Han Solo cantar la melodía que ya ha conquistado a millones de personas por todo el mundo.