Unos días después de que Sofía ganara Gran Hermano 16 y se hiciera con el maletín de los 300.000 euros de premio que lleva aparejado el triunfo en el reality decano de la televisión en España, llega el momento de hacer efectivo el premio gastando e invirtiendo en todo aquello en lo que siempre había soñado.

El primer gasto obligatorio será el que mengüe en casi un cincuenta por ciento el premio total asignado a la vencedora en el programa de tele realidad de Telecinco.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Es decir, entre 100.000 y 120.000 euros irán a parar directamente a las arcas del Estado, es decir a Hacienda, tal y como exige la Ley aprobada en su día y que grava los premios de manera considerable.

Ya con entre 120.000 y 150.000 euros en la cuenta del banco, cantidad nada despreciable, será el momento de invertir. La idea de Sofía es la de comprarse un coche de alta gama y la de su madre invertir en un bien inmobiliario, es decir, un piso en la capital de España donde ambas desean establecerse durante el tiempo que puedan estirar el chicle de la fama moviéndose de plató en plató y haciendo bolos que les proporcionarían a cada una entre 600 y 1.500 euros la noche.

Si sobra algo, que no parece será fácil, Maite ya le habría dicho a Sofía, tal y como reveló en los últimos días la colaboradora estrella del programa de Telecinco, 'Salvame', que le guardase una parte para hacerse unos "retoques" que se presumen estéticos y que le llevarían a gastar entre 3.000 y 5.000 euros más.

Ya si finalmente sigue quedando un pico, a Sofía le gustaría invertir en su carrera como modelo o actriz apuntándose a alguna academia con el objetivo de garantizarse una carrera paralela, si finalmente deja abandonada la carrera de psicología que antes de entrar a Gran Hermano 16 ocupaba casi todo el tiempo.

Vídeos destacados del día

Como ven, los planes para gastar el premio de ganadora de Gran Hermano 16 ya están más que decididos y las dudas ahora son si les llegará para todo... y si la hija permitirá que la madre se dé también sus caprichos o será capaz de frenarla.