Nada es casualidad en Gran Hermano 16, el Gran Hermano de los secretos. Que Aritz apareciera en el vídeo de presentación de Han es una gran pista de lo que podría ser el mayor secreto de esta edición, pero tampoco es casualidad que el vasco aparezca justamente en uno de los carteles de la famosa plaza de Chueca de Madrid. Chueca podría haber sido el escenario del amor entre Han y Aritz, que podían haberse conocido en la capital española, ya que ambos vivían en Madrid desde hace tiempo por motivos de estudios.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Gracias a Alex Teverez, un modelo madrileño, hemos conocido la posible existencia de un vídeo de Han y Aritz en uno de los emblemáticos locales de Chueca, el barrio gay por excelencia.

Según este usuario de Facebook, posee un vídeo en el que aparecen Han y Aritz evidenciando que eran pareja desde hace tiempo y que podría desmontar, así, la gran farsa de Gran Hermano 16. Aritz y Han se conocían, eran pareja y Aritz ya salía por locales de ambiente homosexual, donde podría haber conocido al chino granadino en el invierno de 2014. "Que no me hagan sacar el vídeo que grabaron las cámaras de seguridad de un local gay de Chueca. Aritz y Han se han visto mil veces antes de entrar en GH", asegura el supuesto dueño de este vídeo que podría confirmar nuestra teoría de que la relación entre Han y Aritz es, en realidad, el último gran secreto de esta edición y que podría resolverse el día de la gran final con una boda entre ambos concursantes, tal y como empezó la edición con la boda de Ivy y Carlos.

Vídeos destacados del día

Muchas son las pistas y despistes que el programa y la propia pareja habría ido soltando durante estos más de 3 meses de concurso, lo que nos lleva a pensar que, en efecto, Han y Aritz ya eran pareja antes de entrar a Gran Hermano 16. A pesar de que el supuesto vídeo aún no ha visto la luz, lo cierto es que ya son muchos los que no se creen los continuos desmentidos del programa asegurando que Han y Aritz no se conocían antes de entrar al reality. Siguen estando en el aire muchas cuestiones por resolver.