Sofía es la gran favorita para hacerse con el triunfo en Gran Hermano 16. Su evolución en el concurso y el momento de popularidad en el que le llega la final le convierten en la principal rival a batir por el resto de finalistas en busca de convertirse en el próximo ganador de GH 16.

Algo que podría certificarse el día de la Gran Final si se cumplen todos los pronósticos de la mayoría de analistas y periodistas especializados en el reality show decano de la televisión española una vez desmenuzados los anteriores quince grandes hermanos, el sentir de los seguidores del programa en las redes sociales y la imagen que poco a poco estos se han ido formando de la navarra.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Una imagen que es muy distinta a la que se forjó en los primeros días de concurso. Con su madre, la polémica Maite, dentro de la casa, y evitando primero que la reconocieran como su hija mientras su madre se metía en todos los jaleos y formando un tándem aislado de la casa y del resto de concursantes una vez se desveló su secreto, la mayoría de los seguidores de Gran Hermano la veían más fuera que dentro.

Fue ya en esas primeras semanas cuando una historia cambiaría para siempre su forma de concursar y la manera en la que sería analizada por la audiencia de Gran Hermano: Su tormentosa relación con Suso y los desmanes de este ante una jovencísima niña enamorada de 19 años que no era capaz de darse cuenta de los desprecios del catalán. Para entonces, ya estaba en guerra con Raquel.

En ese punto fue cuando muchos de los seguidores del espacio de tele realidad de Mediaset empezaron a sentir identificación en muchos casos, y pena y compasión en otros, viendo en ella la figura de una pobre chica inexperta en el amor y a merced de un chico que sólo quería jugar con ella, por decirlo suave.

Ya con Suso fuera, Sofía volvió a mutar como concursante pegándose mucho más a Marta e integrándose mucha más con sus compañeros en una convivencia de la que se había borrado con su madre dentro.

Vídeos destacados del día

Sus flirteos con Ricky y su nuevo despecho, su relación de amistad con Marta y sobre todo su autenticidad como concursante la convierten, según casi todos los expertos en GH, en la principal candidata a ganar Gran Hermano 16.