Nuevo capítulo en el serial de discusiones y posteriores reconciliaciones entre la pareja más extraña, ambigua e incalificable jamás vista en la historia de Gran Hermano. Hablamos, como no, de la dupla formada por Han y Aritz, conocidos también como 'el matrimonio' de GH 16.

Después de unas últimas horas previas al jueves de doble expulsión, que acabó con la salida primero de Carlos y luego de Marta, para sorpresa de muchos de los seguidores del programa, el día comenzó mejor que nunca para ambos. Tras darse un 'morreo' de buena mañana para limar asperezas tras volver a pasar la noche juntos, Han no dudó en dar los buenos días al 'Súper' e indicarle qué lo que le trae de cabeza últimamente.

Y es que el día anterior, Han y Aritz estuvieron jugando juntos en la cama haciéndose masajes, agarrándose de los pezones y, ojo, lo que parece ser un paso mucho más allá, metiendo la mano por debajo de la ropa interior en el caso de Han a Aritz, para tocarle justo debajo de su zona noble y acariciarla, ya que según el asiático eso "le encanta a Aritz".

Una imagen que fue captada por la televisión pero que ambos ocultaron hacerla explícita al ocultarse de cintura para abajo con el edredón en la que es hasta ahora, la última sesión de edredoning que ambos se han dedicado subiendo la temperatura de la casa y desatando las feromonas de los dos implicados en este extraño juego.

Tan extraño está resultado el juego para el resto de sus compañeros de la casa que estos no han dudado en comentar en el salón qué es lo que sucederá en la habitación durante todas las horas que Han y Aritz se pasan en la cama solos, sin nadie más de los finalistas, ocultados bajo el edredón y regalándose besos y caricias sin saber dónde van.

Vídeos destacados del día

Con todo esto, cabe recordar que Aritz sigue manteniendo el discurso de que no quiere nada más que una bonita amistad con Han, ya que le espera una chica fuera. Parece que mientras llega el momento de verla, no le importa que el granadino le eche la mano hasta donde haga falta. Todo muy raro.