Como cada semana en las horas previas a la expulsión de un nuevo concursante en la casa de Gran Hermano 16, ya podemos adelantarles cuál es la tendencia generalizada en relación a los votos que los seguidores y fans del programa están emitiendo a través del voto telefónico.

Con todos los datos de análisis encima de la mesa, como son en primer lugar los porcentajes ciegos que Jordi González reveló el martes por la noche en el programa GH 16: Límite 48 horas, así como las distintas encuestas, tanto oficiales de Telecinco como las que aparecen en otros medios que siguen la actualidad al minuto del reality decano de la televisión española, parece que hay un concursante que difícilmente podrá escapar de la expulsión este jueves.

Hablamos de Ricky, el canario, último en llegar a la casa y que, tras sus actitudes machistas, primero con su "churrasca" que le esperaba fuera de la casa y que no quiere saber ya nada de él por su asunto con Sofía, y después con la navarra e hija de Maite, el sector femenino de seguidores del programa -que es mayoritario- no le ha perdonado y ha decidido que lo próximo que tiene que hacer el insular es ponerse de patitas en la calle, fuera de la casa de Guadalix de la Sierra.

Así sería si las encuestas, como viene sucediendo a lo largo del programa, revelan una tendencia que le hace elevarse por encima de un once por ciento sobre el que es ahora mismo su único rival de cara a la expulsión del jueves, Aritz, a quien la audiencia ha decidido empezar a penalizar fuertemente por su actitud con Han y su cambio de forma de jugar en GH 16, pero cuya desaprobación, en cualquier caso, parece mucho menor que la tiene el canario.

Vídeos destacados del día

Ya en tercera posición y sin posibilidad alguna de abandonar la casa aparece la también canaria Marta, quien será la primera de los tres nominados en conocer que seguirá durante, al menos, una semana más para seguir haciendo así compañía a Sofía y luchar por estar en una final que ya sabemos estará seguro Han tras conseguir abrir la caja misteriosa.