Muchos de los seguidores que han defendido a Aritz durante los 101 días que ha durado Gran Hermano 16 se sienten completamente defraudados. Después de haber mostrado una personalidad en la casa de Guadalix de la Sierra, pudimos comprobar de primera mano como en su llegada al plató, una vez había asimilado que no se embolsaría los 300.000 euros de premios, que el verdadero Aritz no era el que habíamos estado viendo durante los más de tres meses de encierro.

Algo que sorprendió y mucho en primer lugar a una Mercedes Milá, apabullada por los cortes y las contestaciones del vasco, y que no tardó en trasladarse las redes sociales, donde se comenzó a hablar abiertamente de un doble juego, de un segundo Aritz, y de un papel que parece haber quedado demostrado el vasco interpretó en busca del premio final.

Todo comenzó en el vídeo que 'el chico del sombrero' envió para el ser seleccionado para el casting, allí, encerrado en su habitación, llena de objetos retro, decenas de sombreros y un arte especial para manejarse con la cámara web, que le ha llevado a subir vídeos a internet comentando de todo un poco le convirtió en un candidato ideal.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Una vez prendidos de su particular encanto de la primera impresión, no dudaron en llamarlo para el casting final, donde se mostró como un chico con las ideas claras, una fuerte personalidad y una forma de ser impredecible que sería todo un bombazo.

Para entonces ya sabía qué es lo que iba a gustar delante de la cámara.

Sus dotes de actuación las pudimos comprobar de primera mano en su vídeo de presentación: Nunca había visto Gran Hermano, no sabía nada de dónde se metía, sin embargo, es uno de los mayores seguidores del programa. Su capacidad para interpretar un personaje y tener credibilidad era total.

Un papel que comenzó a preparar desde antes del casting y que mantuvo en la casa. Jugar a la ambigüedad, acercarse a un chico para ganar minutos de pantalla y mostrarse cariñoso a la vez que frío y serio hizo que muchos de los fans empatizaran hasta que poco a poco se le fueron viendo las costuras al disfraz a través de la relación con Han, que se le fue de las manos.

Allí vimos otro Aritz que tampoco sería el de la final, ni el de la entrevista.

Vídeos destacados del día

Todo había sido un papel para ganar GH 16. Finalmente, como saben, no le salió como había pensado, pero se quedó muy cerca.