Sin dar nombres, pero dejando caer que el presunto autor de la estafa podría ser una persona que maneja los negocios de Belén Esteban, y prometiendo revelar toda la información a su debido tiempo, en el último Sálvame diario, Mila Ximénez revelaba que la princesa del pueblo había sido estafada en una cantidad "por encima del millón de euros".

Todo comenzaba con el inicio del programa, cuando después de que Paz Padilla, presentadora de este espacio, viera a Belén fuera de lugar, con la mirada perdida y pensativa durante varios minutos, viéndose obligada a preguntar qué es lo que sucedía. Entonces, la de Paracuellos se limitaba a comentar: "Tengo que dar gracias a Dios por tener a mi lado a Migue, mi hija y mi familia", lo que aún alertó más a la conductora del espacio vespertino de Telecinco.

Una declaración que, pronto era leída entre líneas por Paz Padilla, extrañándose de que la colaboradora estrella del programa se había dejado fuera de sus seres más queridos al que hasta ahora había sido el 'otro hermano' de la Esteban, su representante Toño Sanchis. Era en ese momento cuando MIla Ximénez tomaba la palabra por primera vez preguntando: "¿Hay alguien cercano a ti que ha engañado emocional y económicamente?", a lo que la protagonista repondía "pasapalabra".

Poco más tarde, Kiko Matamoros se unía a la fiesta para recordar -hay que saber que es socio de Toño en algunos negocios- que Toño estaba seguro que todo lo que estaba pasando era un "malentendido" y que el tiempo acabaría demostrándolo.Era después de este momento cuando Mila, encendida, retomaba el turno de palabra asegurando que lo más repugnante es cuando una persona se aprovecha de alguien "que no está en condiciones de controlar nada" y se aprovecha de este confianza.

Vídeos destacados del día

Según la colaboradora, hablaba de daño "moral, emocional y de mucho dinero, muchísimo dinero, por encima del millón de euros".

Belén no desmintió nada y advirtió que, en cuanto pueda "hablará de todo" y contará lo que ha sucedido. Se viene un serial de lo más complicado.