Hay personas que se empeñan en vender lo que sea con tal de rentabilizar al máximo sus apariciones públicas. Este parece ser el caso de la pareja formada por Kiko Matamoros y María José Giaber alias Makoke’. El colaborador actualmente más controvertido de ‘Sálvame’, ha decidido nuevamente pasar por chapa y pintura para lucir más joven, acortando así los 13 años que le separan de su pareja y que parece que a él le pesan como una lápida de mármol.

Las deudas y tal vez el tratar de buscarle quien lo sustituya no solo para los días en que esté de baja, sino también para cuando cristalice su nuevo proyecto (si cristaliza) y abandone ‘Sálvame’, han hecho que Matamoros apruebe que su pareja se ponga a los pies de los caballos con tal de seguir facturando y que la audiencia del programa la conozca.

Hoy mismo María Teresa Campos con quien Makoke ya trabajó y a la que la dirección de ‘QTTF’ dio de baja, según su pareja por ‘guapa’ (otras voces apuntaron a que era por incompetencia supina) le ha dicho en directo que Matamoros le ha hecho un flaco favor haciendo que se siente en ‘Sálvame’.

Analizando la situación y como estamos seguros de que el tándem no da puntada sin hilo, más bien creemos que la jugada les está saliendo redonda. Los colaboradores del programa con sus medias verdades, ya que no pueden acabar de desvelar la realidad que rodea a esta pareja y que es muy oscura, han hecho víctima a Makoke y ella rentabiliza los ataques con una exclusiva millonaria en la revista Lecturas y de paso enseña su mansión de 600 metros distribuida en cinco pisos, que ella considera muy cómoda.

Vídeos destacados del día

Tendrán ascensor suponemos, ya que más que una vivienda parece un bloque.

La entrevista es muy ‘Happy Flower’, tanto, que no hay quien se la crea y por ello ni siquiera vamos a comentarla detalladamente, aunque sí diremos que la palabra ‘feliz’ flota en el ambiente con distintas connotaciones: ‘yo soy muy feliz’, ‘somos una familia muy unida y feliz’, ‘mi vida siempre ha sido muy feliz’ ‘solo quiero ser feliz’ y así todo. En medio de tanta ‘felicidad’  aprovecha para seguir haciéndose la víctima diciendo que esta es la etapa más difícil de su vida, arremeter contra Mila Ximénez y Belén Esteban y dar las gracias al público que la apoya.

De la casa se puede decir de todo menos que sea un hogar, no hay calidez, no es una casa vivida. Es un espacio enorme, frío y mal decorado, con un impresionante gimnasio y una triste piscina rodeada de hormigón y un poco de césped, al parecer también tiene sauna. No hay plantas, ni objetos, ni recuerdos de viajes. Todo es blanco y negro con algún toque beige. En resumen, una casa que parece la de muestra que se utiliza en cualquier urbanización para enseñar a los posibles compradores. Se rumorea que en realidad lo que pretenden es venderla por no poderla sostener y de ahí la entrevista. ¿Será verdad?