La revista Vulture publica anualmente el ranking con los 100 actores y actrices más valiosos. Para elaborar este top de valoración, la revista contrarresta diferentes datos de los actores. Entre estos parámetros que se valoran se encuentran la aparición en revistas y en grandes eventos como los premios Oscar, la influencia del actor o actriz en redes sociales, el apoyo que recibe por parte de la crítica o los datos de taquilla de sus películas a nivel mundial.

Este es el top 25 de este año:

  1. Jennifer Lawrence
  2. Robert Downey Jr
  3. Leonardo DiCaprio
  4. Bradley Cooper
  5. Dwayne Johnson
  6. Tom Cruise
  7. Hugh Jackman
  8. Sandra Bullock
  9. Channing Tatum
  10. Scarlett Johansson
  11. Chris Pratt
  12. Tom Hanks
  13. Matt Damon
  14. Matthew McConaughey
  15. George Clooney
  16. Brad Pitt
  17. Angelina Jolie
  18. Liam Neeson
  19. Ben Affleck
  20. Chris Hemsworth
  21. Charlize Theron
  22. Denzel Washington
  23. Vin Diesel
  24. Melissa McCarthy
  25. Johnny Depp

Si has prestado un poco de atención al ranking, te habrás dado cuenta de que la gran minoría son las mujeres.

De los 25 actores y actrices que vemos en este ranking, 19 son hombres y tan sólo 6 son mujeres. Este dato ha inducido a varias actrices a denunciar la desigualdad salarial de las mujeres en la industria cinematográfica. La actriz Jennifer Lawrence, que se encuentra en el número 1 de la lista, no ha dudado en apoyar la causa. Con tan sólo 25 años, Lawrence, se ha convertido en la actriz más influyente y valorada de este año 2015. Acaba de finalizar la promoción de "Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 2" junto a Josh Hutcherson y Liam Hemsworth. Una promoción muy intensa que comenzó en Berlín y ha finalizado en Nueva York. 

Esta denuncia reivindica la lucha por un salario justo e igual al de los hombres. Claramente este ranking no solo mide a los actores por su salario sino también por otros aspectos relacionados con su influencia en medios y redes sociales como celebrities.

Vídeos destacados del día

Pero, la clara minoría femenina en la escala de valoración, ha abierto el debate en cuanto a discriminación por sexo y su consecuente menor cantidad salarial respecto al sector masculino en la industria.