El mayor sindicato de policías de Nueva York, Patrolmen’s Benevolent Association, ha llamado públicamente al boicot de The Hateful Eight, la nueva película de Quentin Tarantino. Es la respuesta de esta organización a la participación del director norteamericano el pasado 24 de octubre en las movilizaciones organizadas por Rise Up October en Nueva York contra los episodios de brutalidad policial en el país.

Al parecer fue la expresión utilizada por Tarantino “estoy aquí para decir que estoy del lado de los asesinados” la que más molestó a los policías.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

“No es ninguna sorpresa que alguien que se gana la vida glorificando el crimen y la violencia odie a los policías también” fue la respuesta de Patrick Lynch, presidente del sindicato neoyorkino en un duro comunicado.

Este jueves, Jim Pasco, director de la Orden Fraternal de Policía, ha añadido más leña al fuego al asegurar a The Hollywood Reporter que tienen “una sorpresa” preparada para Tarantino. Ha puntualizado, eso sí, que se tratará de una revancha económica porque “los policías protegen a las personas, no hacen daño”.

Tarantino por su parte se ha defendido en una entrevista reciente en MSNBC aclarando que jamás quiso decir que todos los policías fuesen asesinos: “solo porque estuviese en una protesta contra la brutalidad policial no significa que sea anti-policía”. Algunos de los actores de sus películas también se han manifestado públicamente en apoyo de Tarantino. Es el caso de Jamie Foxx, protagonista de Django desencadenado. Harvey Weinstein, el influyente productor de Tarantino, también ha expresado su apoyo con un comunicado. 

Rise Up October, la plataforma que organizó las movilizaciones, ha agradecido a su vez la participación de Tarantino: “Lo que dijo llegó a las noticias, y Rise Up October ha sido escuchado por gente que no sabía de las manifestaciones”, y añaden: “El (Tarantino) dijo lo que sentía, y lo que sentía es verdad”.

Vídeos destacados del día

El ya veterano director de Knoxville, de 52 años, está a punto de estrenar su nuevo film The Hateful Eight, una incursión en el spaghetti western con Samuel L. Jackson y Kurt Russell entre sus protagonistas.