Anniken (17), Frida (18) y Ludvig (21) se trasladaron desde sus confortables y privilegiadas vidas noruegas, para pasar a vivir y trabajar en Camboya. Los jóvenes noruegos, amantes del mundo de la moda fueron seleccionados para participar en el reality show Sweatshop-Deadly fashion (título en inglés) retransmitido por Aftenposten TV para conocer de primera mano la realidad que escode las prendas que tanto aman. Los participantes del reality, experimentaron en sus propias carnes lo que supone trabajar para una fábrica que produce las prendas, que ellos mismos compran de las grandes firmas multinacionales en su país.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

La traducción literal de sweat shop es 'moda barata de la muerte', es decir, fábricas dedicadas a la industria del textil de pésimas condiciones laborales y salarios ridículos.

Este tipo de fábricas se encuentran ubicadas en países con mano de obra muy barata, cuya demanda y principal clientela se ubica en los países ricos."Sentada en mi cama en Noruega, oigo sobre todos los que están sufriendo. Lo ves en las noticias y oyes cosas. Entonces piensas que hay un montón de gente que nace y que en toda su vida tienen una única tarea. Mueren y eso es todo" expresa la participante más jóven y bloguera de moda en noruega; y añade "es mucho peor de lo que pensé que sería". 

Durante su estancia en Camboya, los tres jóvenes, convivieron con Sokti, una trabajadora de 25 años trabajadora en una fábrica de textil de Phnom Penh. Y fueron testigos de las condiciones laborales de los trabajadores y de las largas jornadas de trabajo. Percibieron  3 euros al día, el mismo salario diario que el resto de los trabajadores de la fábrica.

Vídeos destacados del día

Además, tuvieron la ocasión de entrevistarse con trabajadores del sector, así como, con activistas camboyanos que luchan por mejorar las situación laboral de la industria textil, participando en las protestas en las que reclaman aumentar el salario mínimo hasta los 160 euros mensuales. "Lo más importante que he aprendido es que el mundo es increíblemente injusto" señala Ludvig.

Sweat Shop. Moda barata de la muerte, que cuenta con cinco capítulos, ha sido subtitulada en castellano por Hacienda Film SA y puede ser vista en la página web oficial de la Televisión noruega aftenposten.no.