La ficción española está de enhorabuena después de haber obtenido varias adaptaciones al mercado estadounidense. La última serie en sumarse al carro de remakes norteamericanos ha sido El chiringuito de Pepe. La comedia protagonizada por Santi Millán y Pepe Bonilla ha conseguido que la cadena de Televisión ABC (Anatomía de Grey, Once upon a time, How to get away with murder) haya iniciado un proyecto para versionar la serie que se emite en Telecinco.

Según el medio digital Deadline, de momento se ha llegado a un acuerdo de guion con penalización. Es decir, primero se escribirá un guion para un capítulo piloto, y si el proyecto no siguiera adelante ABC tendría que pagar una penalización.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

La cadena estadounidense ha dejado el remake en manos de los estudios 20th Century Fox TV y Small Dob Picture Co, que se encargarán de producir la serie de comedia de una hora de duración.

El guionista elegido para versionar la serie española es Don Todd (Samantha, ¿qué?Betty, Sleepy Hollow), quien además será productor junto a Jason Winer (Kath & Kim, New Girl, Carpoolers). También produce Campanario Entertainment con Sergio Aguer y Jaime Davila.

El chiringuito de Pepe, creada por Curro Velázquez y producida por 100 Balas y Mediaset, estrenará su segunda temporada en las pantallas españolas en diciembre. No es el primer caso en el que una ficción española encuentra su camino hasta el mercado televisivo de Estados Unidos. Hace pocas semanas conocíamos la noticia de que la ABC estaba desarrollando un proyecto para adaptar Motivos personales con Ellen Pompeo (Anatomía de Grey) como productora. No podemos olvidar el caso de The mysteries of Laura, protagonizada por Debra Messing y basada en a serie española Los misterios de Laura, que ha estrenado su segunda temporada hace poco. 

Otras series españolas que han conseguido la atención del mercado internacional ha sido Los SerranoEl Barco, o Gran Hotel, con la adaptación para Televisa en México.

Vídeos destacados del día

Esperamos que este interés por nuestra ficción marque una tendencia y sirva como revulsivo para que la producción española apueste por series arriesgadas y de calidad.