Como todos sabemos, los adolescentes suelen tener acceso a unos cuantos miles de euros que pueden gastar para hacerse un selfie con alguno de sus ídolos. Como Justin Bieber es un chico sensacional, le brinda a sus fans la oportunidad de gastar ese dinero extra.

Las entradas para el Purpose World Tour de Justin Bieber ya están a la venta anticipada desde ahora pero los fans no están demasiado contentos con los precios desorbitados que marcan las etiquetas de sus packs VIP, sobre todo el del "Ultimate #Purpose Experience", que cuesta 2000 dólares, unos 1872 euros al cambio, y da derecho a hacerse una foto con Justin y también, probablemente a quedarse con la cuenta bancaria temblando.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Para ser justos, el pack ofrece algo más que hacerse una foto con Justin Bieber, además de la entrada al concierto y un paseo por el backstage, incluye también una placa conmemorativa del Purpose World Tour grabada con el nombre de la persona en cuestión, como cualquier seguidor habría soñado.

Además los fans se sentirán muy bien por subvencionar la desenfadada desconexión de Justin Bieber con la realidad. Se trata básicamente de caridad, excepto porque no es desgravable en la declaración de renta. Así que, a fin de cuentas, están pagando 1800 euros por hacerse un selfie.

Para los que no se puedan permitir el pack de lujo, está también disponible el "I'll Show You" VIP #Purpose Experience Bundle por 925 dólares, o lo que es lo mismo, 865 euros. Sigue siendo un robo, teniendo en cuenta que el precio no incluye impuestos ni los gastos de gestión de Ticketmaster. Este pack da derecho a una foto de grupo con Justin Bieber, aunque no han dado detalles de cuánta gente habrá en el grupo para la foto.

Y por último tenemos por 325 dólares, unos 300 euros, el "Where Are You Now" VIP #Purpose Experience donde lo único que se ofrece es una buena ubicación durante el concierto y material de promoción y merchandising en general.

Vídeos destacados del día

Los fans ya han empezado a publicar twits con el hashtag #justiceforbrokeliebers expresando su descontento, usando para ello las propias palabras de Justin Bieber en una de sus canciones.