Dos de los actores más de moda del momento protagonizan juntos una nueva película, Passangers. Se trata de una película de drama romántico que se desarrolla en el espacio. (SPOILERS) Chris Pratt, que interpreta a un pasajero espacial que viaja con un equipo a otro planeta, cuando su estado de criogenización se diete y se ve ante la posibilidad de pasar casi 100 de viaje despierto. Por lo que decide despertar a una joven periodista, interpretada por Jennifer Lawrence. Juntos tendrán que enfrentarse a una serie de contratiempos mientras se inicia una historia de amor entre ambos.

Y según estipula el guion en algún momento los co-protagonistas tendrán que dar rienda suelta a la pasión en una escena de cama. La escena en la que la protagonista, interpretada por la oscarizada Jennifer Lawrence, promete y mucho.

Y la actriz ha confesado que realizar dicha escena era uno de sus mayores temores. ¿Cómo le puso remedio? Con alcohol.

Según confiesa la actriz “me puse muy, muy borracha, pero eso me llevo a tener más ansiedad cuando llegue a casa porque estaba en plan :¿Qué he hecho? Él estaba casado e iba a ser la primera vez que besaba a un hombre casado. La culpa es la peor sensación que se puede tener en el estómago”.

La actriz continúa diciendo que a pesar de saber que era su trabajo y que tenía que hacerlo. Pero que el sentimiento de culpa que sentía por estar haciendo algo que a su juicio no esta bien la llevo a darse cuenta de que no tenia mas remedio que llamar a su madre por teléfono para contarle lo sucedido y para que le diera un consejo.

La actriz, conocida en parte por su naturalidad y sinceridad frente a los medios de comunicación, no solo confeso este hecho al the Holliwood Reporter, sino que también lo comentó con Cate Blanchett, Helen Mirren, Brie Larson, Jane Fonda, Kate Winslet, Carey Mulligan, y Charlotte Rampling, ya que formaban parte del mismo reportaje.

Vídeos destacados del día

Los fans de la actriz que estén deseando ver el resultado final de esta escena pueden estar tranquilos. Finalmente, la actriz ha podido terminar rodando la escena, aunque no sin pasar por un mal trago y en una anécdota mas cinematográfica.