Aviso, el artículo contiene spoilers. El actor Ian McShane, nuevo fichaje de Juego de Tronos, habló para la revista Pop Goes The News, donde fue preguntado por la identidad de su personaje. McShane, que no se cortó un pelo, se refirió a su personaje afirmando lo siguiente: "Te voy a dar una pista. Yo seré el encargado de traer de vuelta a un personaje que la gente no esperaba volver a ver".

Las especulaciones no han tardado en surgir, y si bien el nombre de Jon Snow ha sido el primero en salir a la palestra, rodeado siempre de incógnitas y admiradores ávidos de conocer el verdadero destino del personaje, también aparecen otros nombres.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Lady Corazón de Piedra sería uno de ellos. Para los lectores de la saga de Canción de Hielo y Fuego, Lady Catelyn Stark no dejaba de aparecer tras su muerte en la Boda Roja, sino que, traída de vuelta gracias a Beric Dondarrion, que decide pasarle su vida, se convertía en una sombra de lo que fue, un ser vengativo que busca precisamente eso, vengarse de lo ocurrido.

El personaje no apareció finalmente en la serie, por lo que no hay muchas expectativas de que reaparezca en la sexta temporada, en cuyo caso podría hacerlo de manos de Ian McShane, algo que nos descolocaría un poco, teniendo en cuenta que Beric Dondarrion ya fue interpretado por el actor Richard Dormer. 

Sin embargo, otros afirman que quien podría estar de vuelta no sería otro que El Perro, Sandor Clegane, por lo que el personaje al que McShane daría vida seguiría siendo una incógnita.

Secretos difíciles de guardar

Empieza a ser una pesadilla para los creadores de Juego de Tronos el hecho de guardar celosamente las sorpresas que la serie prepara, cada vez más cerca del final, y dada la gran expectación de la serie. Controlar las declaraciones, publicaciones, imágenes y entrevistas de todos sus actores, incluidas las nuevas incorporaciones, empieza a ser tarea imposible.

Vídeos destacados del día

Hace días hablábamos de Elie Haddad, quien filtró sin querer una escena que compartía con Daenerys Targaryen. Tras borrar la imagen de Twitter, ésta se extendió como la pólvora. Empieza a no ser una mala idea la firma de un contrato de confidencialidad por parte de todos, para evitar este tipo de patinazos.