Susto tremendo el que vivieron Albert Rivera, Jesús Calleja y todo el equipo de Cuatro durante la grabación del programa que se emitirá este domingo en Planeta Calleja de Cuatro.

El presentador de este espacio en el que somete a desafíos extremos a personalidades de la vida social española no dudó en llevarse al líder de la formación política Ciudadanos como copiloto para indicar los tramos del trazado de la mítica prueba de Raids como es el Rally Baja Aragón.

Allí, después de recibir a prisa y corriendo durante quince minutos la explicación de cómo debía leer las instrucciones que le tenía que cantar a Jesús Calleja para que este pudiera prever las vicisitudes del trazado aragonés, ambos se subieron al coche para participar en un tramo de este Rally de manera oficial con un final tan inesperado como peligroso que hizo peligrar la vida del político y del presentador.

Después de los primeros metros sin problemas en plena etapa, en un momento determinado Jesús Calleja perdió el control del vehículo y este se salió del camino para acabar dando un total de tres vueltas de campana por en medio del campo sin que en ese momento se supieran las consecuencias del accidente que ambos acababan de vivir.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Con los cristales rotos y el coche completamente en siniestro total, por suerte, ambos pudieron abandonar sin mayores problemas el vehículo siniestrado en unas imágenes que sobrecogen y que podremos disfrutar este próximo domingo en el programa que emite Cuatro en Prime Time.

Según palabras del propio Alberto Rivera, "lo que en otro vehículo hubiera podido ser mortal, gracias a la estructura de estos coches quedó en un susto". Y es que tras voltear el coche como una croqueta durante tres vueltas, las únicas consecuencias que tuvo Albert Rivera fue una ligera molestia en la tibia y la entrada de piedras en sus cavidades oculares que pronto le fueron sustraídas sin mayores problemas.

Sin duda, el próximo capítulo de 'Planeta Calleja' promete congregar a mucha gente delante del televisor. Por suerte, no pasó nada y se podrá emitir íntegramente el suceso y el resto de la grabación.