Vaya pelea de gatas la que hemos vivido en las últimas horas en la casa de Guadalix de la Sierra. La tensión entre las dos enemigas íntimas de esta decimosexta edición de Gran Hermano va a más y a punto hemos estado de vivir una pelea que acabara en agresión física entre Raquel y Marta.

Finalmente, y gracias a que Suso andaba por allí cerca, lo que comenzó como una discusión acalorada y que terminó con ambas a un palma de distancia gritándose y con las manos en alto, quedó en un susto en un día en el que la prueba semanal fue utilizada como es excusa para volver a echarse cosas en cara entre ellas.

El relato de los acontecimientos es el siguiente: Todo arrancó a mediodía, cuando se encontraban realizando la prueba semanal, que en este caso está siendo jugar al bádminton.

Con Raquel cometiendo faltas y errores con su saque, debido a que no se le da bien, y con Marta de árbitro, esta última no dudó en penalizar uno de estos errores en saque con punto para el equipo opuesto. En ese momento comenzó todo.

Después de recibir la penalización, Raquel recordó que Marta incurrió en los mismos errores en su partido, cometiéndolo hasta cuatro veces seguidas sin que nadie la penalizara con un punto en contra. Como coletilla, indicó que ella lo hizo mal porque no valía, pero que ella no tenía la culpa "si no saben sacar".

Esa frase encendió a Raquel que acabó por llamar "metermierdas" a Marta, a lo que la canaria contestó "bipolar" iniciándose así una guerra de insultos y de gritos que poco a poco fue yendo a más para sorpresa de los presentes que no se esperaban lo que sucedería a continuación.

Una vez acabado el partido, Raquel se marchó a buscar a Marta con más insultos y en una actitud agresiva llegando a pararse cara con cara con Marta siendo separada por Amanda y Suso cuando parecía que la pelea iba a acabar siendo también física.

Vídeos destacados del día

Gracias a la actuación de sus compañeros no fue así y todo acabó calmándose cuando las separaron. La tensión entre ellas en la casa va en aumento y no tiene fin.