Después de conocer que la concursante que entraba repescada en Gran Hermano 16 era Raquel, tanto el público como los concursantes estaban asombrados, ya que además de que Maite tenía mucho apoyo del público, la cacereña no caía bien a gran parte de la audiencia. Pero así todo, se posicionó como ganadora con un alto porcentaje.

Pero al entrar en la casa, la cacereña se ha ido de la lengua con varios temas del exterior, algo que está terminantemente prohibido en el programa, y muchos de los televidentes que ven el 24 horas se han dado cuenta de esto.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

El pasado sábado por la noche comenzó a escribirle palabras en la piel a Suso hasta que el super le llamó la atención, algo a lo que Raquel hizo caso omiso, pués siguió revelando información.

También ha dicho datos como el porcentaje con el que fué repescada, o su porcentaje de expulsión anteriormente. Otro de los datos que ha dado ha sido que estando fuera, ha visto videos, como los de Marta hablando de ella, o de Sofía haciendo confesionarios sobre Suso.

También ha desvelado quienes son los favoritos del público y quienes son los que menos apoyo tienen, algo que da mucha ventaja dentro de cara a las nominaciones.

Por todo esto, hay muchos de los espectadores que se oponen y piden que se expulse de forma inmediata a Raquel de la casa, pues ya otros años han sido expulsados concursantes por la misma razón o incluso por filtrar menos información que Raquel.

Por el momento el programa no ha tomado medidas más allá de advertirle a la concursante que guarde silencio, pero ya que las redes están volcadas sobre este hecho, no sabemos si finalmente la cadena decidirá expulsarla definitivamente, aun que la audiencia ya no solo pide la expulsión de Raquel por filtrar información sino además por casi llegar a las manos en una fuerte discursión con Marta en la que tuvieron que separarlas.

Vídeos destacados del día

La de Cáceres está dando mucho que hablar desde su regreso a la casa, pero no sabemos si para bien o para mal, tendremos que esperar a la siguiente gala para descubrir si sus despistes le pasan factura.