Desde su aventura mexicana en Big Brother México, hemos descubierto a un nuevo Vera. El catalán, que bebe los vientos por la sexy Rossana, ha olvidado definitivamente a Niedziela. Además, se pasa las horas viendo la fotografía de su chica mexicana y hablando sobre los planes que tiene con la sexy Ross. "En enero me voy a México. Lo siento por mi familia, pero voy a buscar trabajo allí. Necesito verla y estar con ella", así de enamorado e ilusionado se mostraba ante sus compañeros de Gran Hermano 16. Pero, ¿son recíprocos los sentimientos que él siente por su chica?

Rossana, conocida en México como 'Sexy Devil', es una afamada y reconocida DJ en México.

A Rossana se le han conocido muchos hombres, pero con ninguno ha mantenido una relación seria. Según sus propios representantes, a Rossana le gusta gustar pero no acaba de sentar la cabeza con ningún hombre. Se puede decir que, para la sexy Ross, Vera fue una simple distracción más. "Es muy simpático, pero ya está", así de clara se mostraba Ross sobre Vera a Ana Ceci, una de sus compañeras en Big Brother México. Por si esto fuera poco, Vera confirmó que su chica mexicana le había confesado que al entrar en el reality tuvo un simple beso inocente con otro de sus compañeros. ¿De verdad, Ross? Hemos rescatado el vídeo en el que se puede ver a Rossana regalando mucha más pasión que la que le ofreció a Vera. De un simple beso nada, como así muestran las imágenes. ¿Qué pensará el catalán cuando salga de la casa y vea quién es, en realidad, Rossana y cuáles son sus sentimientos reales hacia nuestro Vera? La propia Mercedes Milá aseguró en la pasada GH16 no creerse a la mexicana, que podría haber utilizado a Vera para salvarse de su nominación, tal y como apuntan muchos en las redes sociales.

Vídeos destacados del día

Sin duda, el mayor perjudicado de toda esta historia es Vera, que ya planea cómo será su vida futura junto a la que dice ser 'su alma gemela'. "He tenido que cruzar el charco para encontrarla. Es el destino", aseguraba hace unos días el catalán. Definitivamente, pobre Vera.