La madrugada del lunes al martes ha dado para mucho en la casa de Gran Hermano 16. Los seguidores del 24 horas han podido ver una nueva gran bronca entre Han y Aritz, que puede convertirse en la última si Aritz cumple su amenaza. Los amantes pasajeros, que bien podrían ser los protagonistas de una película de Pedro Almodóvar, han vuelto a demostrar que su mecha permanece totalmente candente, lo mismo se declaran la guerra que se demuestran amor incondicional.

Todo comenzó cuando Aritz pilló a su gran amigo hablando con Danielle de la relación que ambos mantienen.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

La mexicana se ha interesado mucho por esta peculiar relación de amistad que mantienen el chino y el vasco y quiso indagar más en los sentimientos de Han hacia su 'marido' ficticio.

En un momento dado, fue Aritz el que interrumpió la agradable conversación íntima entre el chino y la mexicana, enfrentándose a Han por hablar de él a sus espaldas. La discusión fue a más, hasta que Han y Aritz se enzarzaron duramente y terminaron con un empujón del vasco a Han, que tuvieron que ser separados por Suso, y con el chino llorando desconsoladamente junto a Sofía, que de nuevo sufrió otro rechazo público de Suso y quiso desahogarse con su compañero de fatigas.

Tras este grave enfrentamiento, el vasco amenazaba con abandonar el concurso por no poder continuar más con esta situación. A pesar de tenerlo claro, Aritz se acostaba momentos después. El día de hoy será decisivo para saber si, finalmente, Aritz decide abandonar el reality o, por el contrario, saber si se trataba de una amenaza dicha en caliente y si seguiremos disfrutando de esa pareja tan peculiar que nos ha regalado esta edición de Gran Hermano.

Vídeos destacados del día

Lo cierto es que la historia de Han y Aritz no pasa por su mejor momento. En las últimas horas, son varios los graves enfrentamientos que hemos podido ver entre ambos y que podían haber terminado en expulsión disciplinaria para el vasco, que ahora deberá decidir por él mismo si continúa en el reality o si, por el contrario, decide marcharse por la puerta de atrás sin opción a premio y pagando la penalización que impone el programa.