Los celos de Raquel han sido los verdaderos protagonistas de una de las fiestas más moviditas que recordamos de esta edición de Gran Hermano. Anoche, los chicos disfrutaron de una fiesta por el cumpleaños de Marta. Lo que parecía una noche de diversión, música, bailes y alcohol, terminó en una gran bronca entre Suso y Raquel, quien llegó a perder los papeles por sus celos hacia Sofía y el supuesto juego de la navarra con su chico.

Mientras todos se divertían en la sala de juegos, Raquel tuvo que contemplar una escena que le puso al límite de su paciencia.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Sofía se contoneaba delante de Suso subiéndose la camiseta y mostrando su sujetador a sus compañeros, a la vez que se decía a sí misma "Qué buena que estoy!". Suso y Ricky contemplaban la escena sin prestarle mucha atención a la de 19 años.

Por su parte, Sofía seguía con su juego, esta vez, imitando a Suso y haciendo ver que mostraba su torso desnudo para deleite de todas sus compañeras, a lo que el catalán le dijo "Sofía, no la líes. Quiero la fiesta tranquila".

Por su parte, Raquel totalmente enfurecida, se desahogaba en la habitación con Marina y Aritz. "Ha sido super tenso y me he tenido que ir. Todos flipando", asegura la extremeña ante sus dos compañeros. Aritz, por su parte, trata de animarla aconsejándole que no se lo tenga en cuenta, ya que "solo tiene 19 años". En un momento dado, Suso y Ricky entran a la habitación para pedirle explicaciones a Raquel. Suso le recrimina un posible tonteo que ha tenido Raquel con su nuevo mejor amigo, Ricky. "Le ibas a hacer un strepteasse", asegura Suso. "Era una broma. No iba a hacer nada", se defiende Raquel.

Vídeos destacados del día

Ambos se enzarzan en una nueva bronca de pareja. Suso le dice que como siga con ese comportamiento, lo va a terminar perdiendo. "No me van estos rollos", sentencia. "Te quiero tanto!. Te estoy dando tanto, Suso. No soy una tía de 'hablamos mañana'. Si entro en su juego (en el de Sofía) me expulsan. Mírala, la puta guarra es que le arranco los putos pelos, te juro que voy y le arranco de los pelos", Raquel, totalmente al límite y al borde de su expulsión disciplinaria, lloraba y le gritaba a Suso en una nueva gran bronca de GH. 

¿Cómo acabará este triángulo amoroso que tantos momentos nos está regalando?