Mucho tienen que contarse Vera y Niedziela tras haber pasado una semana totalmente separados. Vera ponía rumbo a México con una clara misión; conseguir olvidar a Niedziela. Niedziela, por su parte, gritaba a los cuatro vientos su alegría por desprenderse, por unos días, de su amigos y, de esta forma, poder ser ella misma con el resto de sus compañeros sin sentirse observada por el catalán. "Ahora empieza mi Gran Hermano", apuntaba la del Circo tras despedir a su supuesto gran amigo en la casa.

Nunca creímos que 7 días iban a dar para tanto. En México, Vera no solo ha logrado olvidarse de Niedziela, sino que ha encontrado en Rossana algo más que una bonita aventura llena de atracción y deseo.

"Sé que de esta chica podría enamorarme por completo. Con Niedziela no lo he sentido", decía hace unos días el propio Vera a uno de sus compañeros en Big Brother México. Besos, confidencias, cariño y edredonings. Todo ello es lo que Vera ha encontrado en Rossana, la explosiva concursante del GH mexicano. Niedziela, por su parte, tuvo que enterarse en directo del romance que su amigo había iniciado con la explosiva Sexy Devil. Algo que muchos identificamos como celos extremos, ya que su cara cambió por completo, le entró la risa floja y, lo que es peor, pudimos ver a una Niedziela rabiosa asegurando que ahora íbamos a ver a la nueva Niedziela "con edredonings y todo", aseguraba. "Es mi última fiesta en GH", apuntaba hace dos días por la inminente llegada de Vera. De nuevo, otro hachazo por la espalda al que considera amigo.

Vídeos destacados del día

Lo cierto es que Niedziela se ha mostrado totalmente desatada durante esta semana, tonteos con Ricky y con Suso, que incluso le llevaron a compartir edredón con el motero, lo que despertó la furia de Sofía. Hoy, Vera y Niedziela vivirán su esperado reencuentro, aunque muchas cosas han cambiado desde el frío abrazo que se dieron la semana pasada, antes de que Vera partiera rumbo a una nueva vida. Anoche, Niedziela aseguraba que ahora que ya no había tensión entre ambos, se iba a mudar a la cama de al lado de la de Vera. ¿A qué juegas, Niedziela? La polaca nos recuerda a aquel juego infantil de el gato y el ratón. Ni come ni deja comer. Ahora que Vera ha conseguido desprenderse un poco de los sentimientos que sentía hacia ella, será Niedziela la que busque el calor de su compañero, después de todo lo que ha soltado a sus espaldas y durante la ausencia de Vera. ¿En serio queda alguien que crea en esta falsa carpeta? Si lo de Han y Aritz lo consideramos una relación tóxica, lo de Niedziela ya se convierte en veneno mortal. Ojalá Vera venga, además de más desfogado, con la venda quitada y aproveche el pasaporte que ha ganado, no a México, sino a la final, ya que tras su paso por Big Brother, Vera ha conquistado a muchos seguidores del reality.