Pues va a parecer que Vera no era tan mosquita muerta como parecía. Después de haber completado un buen puñado de semanas pareciendo un mueble en la casa de Guadalix de la Sierra, quién sabe si por la presencia de su amor platónico Niedziela a la que todavía alberga esperanzas de conquistar, su llegada a México le ha servido como acicate para mostrar una nueva cara.

Y es que ha sido cuestión de horas que el catalán, aprovechando la novedad de su rostro, lo exótico de su acento, lo definido de sus músculos y el tequila que la dirección de Big Brother México 2015 les ha puesto en una fiesta que tuvo lugar este sábado y que pasará a la historia del concurso, cuando Vera se ha soltado bailando, conquistando, besando...

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

y en lo que viene después.

Pero ojo, que después de que Vera haya pasado la noche con Rossana después de un sábado épico, su intención final no queda aquí o en intentar aprovechar los días que le quedan al lado de su última conquista, sino que su objetivo, al más puro estilo de Latin Lover, es el de seguir picando dentro de la casa mexicana a todo lo que se le ponga por delante.

En este sentido, y aprovechando que hay una participante a Gran Hermano que bebe los vientos por él, como ocurre con Ana Ceci, tiene previsto seguir aprovechando su buena racha para seguir probando el producto mexicano y seguir divirtiéndose todo lo que no consigue hacer en el Gran Hermano 16 de España.

Con la intención de olvidar a Pacheco, Ana Ceci está dispuesto a arrebatar a Rossana de sus brazos al coqueto español, quien poco a poco parece empieza a dejarse hacerlo. Nada más que llene más el ego y el orgullo que dos chicas peleando por la misma presa, y él en medio, con ganas de todo lo que se le venga y de acabar con su imagen de perdedor labrada en el reality español.

Como se imaginarán la sorpresa en las redes sociales no es pequeña, dejando a los seguidores de GH 16 en España boquiabiertos.

Vídeos destacados del día

La pregunta que se hacen es si verán a un nuevo Vera en Guadalix cuando finalice su intercambio.