Esta edición de ‘Gran Hermano’ sigue sorprendiendo pero no para bien y a pesar de que ayer subieron tres décimas de share, hay muchos seguidores cansados y descontentos con la forma en que se van produciendo los acontecimientos e incluso con los concursantes, para muchos de los cuales ni siquiera encuentran explicación de cómo han conseguido pasar el casting. ¿Lo han pasado en realidad?

Comenzaba la gala de ayer con Mercedes Milá haciendo esta afirmación: ‘No os olvidéis que esto es Gran Hermano 16 y nada es lo que parece’ Lo que nadie se esperaba es que se dejase en la sala de expulsión a Ricky y Suso haciendo que las dos nominadas Amanda y Marina regresarán a la casa.

Vera ya había sido salvado. Naturalmente los chicos creyeron que uno de ellos saldría de la casa y las chicas dieron por hecho que estaban salvadas.

Entre ese momento y la expulsión definitiva, pudimos asistir a esa relación extraña que mantienen Aritz y Han de amor odio, pasión extrema y tontería supina, todo junto y bien revuelto, siempre medio oculto bajo las sábanas. Mordiscos, lametazos, comentarios absurdos del tipo ‘me tocas, no te toco’ ‘quieres mis besos, no los quiero’ ‘te pongo, no me pones’. En fin, un aburrimiento y un poco de vergüenza ajena. Hasta Suso con sus limitaciones lo ve todo raro, raro, raro.

Cuando Mercedes anunció con gran bombo y platillo que las líneas seguían abiertas y que eran los chicos los menos votados, nos quedamos perplejos. Lo que sucedió más tarde al revelar la presentadora la expulsión de Amanda nos pareció un engaño de muy mal gusto que nunca debería haberse producido.

Vídeos destacados del día

Ni espectadores ni concursantes se lo creían. Curiosamente fue ella quien mejor reaccionó. Raquel y Suso estaban devastados. Suso sobre todo, contando que Amanda fue su único apoyo y estuvo a su lado incondicionalmente cuando aquella mega bronca que tuvo con Vera y el vacío consiguiente del resto de compañeros.

En el plató la madre de Raquel y la de Sofía se enfrentaban tras el desafortunado comentario de la navarra que incluyó a Raquel en el grupo de las que: ‘Se emborrachan y luego abren las piernas como las gallinas’. La madre de la cacereña le replicó con algo que se ha visto en la casa: ‘La tuya lo hace delante de ti y encima la mandas tú’ Aquí intervino Mercedes replicando a Maite que por esa regla de tres y sin tener pruebas para lo que afirmaba, ella podía llamarla ‘puta’. Todo muy edificante y adecuado a la audiencia adolescente que sigue el programa.

Las nominadas esta semana son: Raquel, Sofía y Marta. Será curioso ver las argucias con las que van a intentar seguir manipulando a la audiencia para que salga expulsada la que el programa ya ha decidido.