En esta edición, Quique salió expulsado en cuarto lugar de la casa. Se presentó a Gran Hermano como un absoluto fan y experto en el reality, pero su estancia no duró mucho en la casa. El "cabecilla" del grupo de la biblioteca como algunos le llamaban, salió de la casa nominado frente a Suso, su mayor rival en el concurso, y una vez fuera siguió atacando y hablando mal del catalán, y enfrentándose a la que era su mejor amiga Raquel.

Después le dieron la oportunidad a los cuatro que ya estaban fuera de volver a la casa como repescados, y convivieron en el apartamento durante una semana. Allí Quique y Raquel parecía que se volvían a entender, y se llevaban bien.

Finalmente la audiencia decidió que debía volver a la casa Raquel y el médico tuvo que abandonar de nuevo el reality.

Ahora que está en la calle opina de cómo sigue el concurso en Guadalix y de la expulsión de Raquel. Dice que su mayor regalo es haber visto cómo salía de la casa expulsada por segunda vez, y habla de la  satisfacción que le dio cuando Mercedes Milá pronunció su nombre. No pudo contener la alegría y dio un salto del sofá y abrazó con entusiasmo a Maite y a la hermana de Marta.

También dice que "al principio empezé muy bien con la fisio, pero no me gustaron las estrategias que ésta se traía entre manos, y que estar en la calle de nuevo es un éxito absoluto, ya solo me queda Suso". Dice que no es santo de su devoción pero que está haciendo un concurso difícil de llevar, y en algunos momentos lo está haciendo muy bien, y otros momentos que no le gustan a nadie.

Vídeos destacados del día

Durante la pasada gala, tuvo que soportar varios reproches de Raquel, y alega que desde que entró la de Cáceres de nuevo en la casa vio cosas de ella que no le gustaron. "Le dijo a Suso que yo le había pedido perdón por todo lo que dije en su momento, que era todo cuestión de estrategia, y esa falsedad me hizo ver que Raquel estaba haciendo un papel, y que lo que se habló en el apartamento no era real. Ella hizo campaña máxima contra mi y yo he hecho lo mismo ahora". Ha dicho el experto del concurso.

El segundo reproche tuvo que ver con lo que pasó en el apartamento, cuando Maite arremetía contra Raquel y éste no hacía nada para remediarlo. "Fue un tira y afloja de ambas, cada una tenía sus cosas. Si que intente frenarlo de alguna manera, pero al ver que no podía me lo tomé como si fuera un espectador, y llegué a pensar que mientras se enfrentaban entre ellas a mi me podía beneficiar".

Por último también dice el médico que "Raquel ha sido expulsada por la falta de verdad, porque ha mentido muchísimo con la información que ha dado de fuera, una información falsa y errónea, sólo para su beneficio, y por sus comentarios despectivos hacia Han y otros concursantes".