George R.R. Martin, autor de la saga Canción de Hielo y Fuego en la que se basa la ficción televisiva Juego de Tronos, sorprendió recientemente a sus fans durante un debate en el Medill School of Journalism de la Universidad Northwestern (Evanston, Illinois. EE.UU.) revelando algunas de sus ideas para el final de su historia.

Martin recalcó que le atrae un final agridulce: “Creo que necesitamos tener un poco de esperanza. Todos anhelamos un final feliz en algún sentido.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Series

Yo mismo me siento atraído por un final agridulce”. Además, comparó este final agridulce con el de la saga de El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien. Esto se entiende en el sentido de que en El Retorno del Rey cuando Frodo y sus amigos hobbits regresan a la Comarca tras vencer a Sauron, ellos vuelven sanos y salvos, pero no pueden evitar notar las consecuencias de la guerra.

Pues tras la enorme misión que se le encomendó a Frodo, salvar el mundo, no pueden simplemente volver a casa como si no hubiera pasado nada. No después de todo lo que han visto y vivido.

Teniendo en cuenta toda la trama política de Los Siete Reinos, la amenaza de los caminantes blancos y la guerra inminente, no es de extrañar la comparativa que realiza Martin con la saga de Tolkien, cuyo final asegura Martin fue “brillante”.

Sin embargo, el posible final agridulce y esperanzador del que habló no es lo único que reveló durante el debate.

Al parecer el creador de Poniente ha sido criticado en varias ocasiones por no escribir más rápido los libros restantes de Canción de Hielo y Fuego, por lo que él quiso aprovechar la ocasión para dar su opinión al respecto, según informa The Hollywood Reporter.

Vídeos destacados del día

“Llevo años escuchándoles y la cuestión es: ¿Cómo puedo escribir más rápido? Creo que, por ahora, la respuesta es que no puedo. Escribo al ritmo que escribo y lo que la serie esté haciendo no va a cambiar lo que son los libros. Empecé a escribir sobre estos personajes y su mundo en 1991, y no tuvimos el primer encuentro para crear la serie hasta 2008, así que yo tenía 17 años de ventaja”. Además, el autor admitió que jamás pensó que la serie le alcanzaría. “La serie me ha atrapado, algo que no pensé que pasaría”.

Otra de las cosas que reveló durante el debate fue su inspiración real para crear El Muro. Según The Hollywood Reporter, todo empezó durante el año 1967 cuando Martin era estudiante en Chicago. “Fue el invierno más frío en Chicago”, explicaba el autor. “Había tanta nieve aquel invierno que no podías ver, todo era nieve y hielo y siempre hacía frío”. Las calles le recordaban a las trincheras de la Primera Guerra Mundial, “pero eran trincheras de hielo”. "Recuerdo haber caminado a través de los túneles de hielo mientras el viento soplaba tan fuerte que no podías ni siquiera ver", sostiene George R.R.

Martin, "Es una experiencia que jamás olvidaré". 

Por ahora esas son las revelaciones que nos ha dejado George R.R. Martin, habrá que esperar al estreno de la sexta temporada de Juego de Tronos y a la publicación de los dos últimos libros de la saga para ver que ocurre al final.