La noche estuvo llena de sorpresas en una edición de Gran Hermano que además de tediosa, está resultando también la de los despropósitos. No solo no se mide a todo el mundo por el mismo rasero, sino que además se intenta manipular a la audiencia para que expulse a quien la dirección decide y no importa si se hace de la forma más descarada. Vayamos al meollo de la cuestión.

Hemos visto los comentarios claramente machistas de Maite y Sofía cuando estaban juntas refiriéndose a Suso de formas que en cualquier otra edición hubiesen supuesto la expulsión disciplinaria. Comentarios y actitudes de Suso igualmente machistas. Intentos de agresión que se supieron gracias al ‘Directo 24 horas’ ya que los vídeos en un principio se ocultaron y ¡No pasó nada! Nunca Mercedes Milá se ha pronunciado cómo lo hizo ayer, lo cual además de sorprendente demuestra una vez más el intento de manipular a la audiencia de la forma que consideren más conveniente.

¿Qué Ricky tuvo una frase muy desafortunada? Totalmente cierto, pero no más que muchas de las que llevamos escuchando por parte de concursantes de cualquier sexo en la casa. Mercedes Milá lo vendió ayer como: ‘Machismo repugnante’ asegurando que: De eso al maltrato hay un milímetro’. ¿A qué viene acusar de esa forma extrema a Ricky y no hacerlo en su momento con Maite? O con Sofía, que ha acosado y manipulado a su conveniencia. O con Suso, a quien le hizo una entrevista light. O con Aritz, y su maltrato psicológico a Han, que sigue produciéndose ya que le da una de cal y otra de arena sin que nadie le llame la atención. Esta misma mañana, sin ir más lejos.

Los familiares debidamente aleccionados votaron a Ricky nominándolo esta semana junto a Aritz y Marta, favoritos de la dirección. La manipulación ha empezado a dar sus frutos y andan las redes sociales revueltas apuntando al canario como machista máximo al que hay que inmolar poco menos que en la hoguera.

Vídeos destacados del día

Si somos justos, merece mucho más la expulsión Aritz de quien hemos visto como se desmontaba su papelón con la visita de la supuesta ‘amiga especial’ y el frío recibimiento que le hizo. Todo lo contrario que con Han al comprobar que no había sido expulsado. Tan caluroso fue el abrazo que Mercedes Milá soltó otra perla: ‘No tengo más que añadir, es evidente dónde está el amor. ¿Oís eso? Es el corazón de Biky rompiéndose en pedazos’. ¿Estás segura Mercedes?

Biky y Aritz: amigos y residentes en el País Vasco, han pasado la noche hablando y ella le ha dado información indiscriminada de fuera, algo totalmente prohibido y que es motivo de expulsión, pero no en esta edición. Lo peor es que a Aritz le ha faltado tiempo para contárselo a Han, otra causa de expulsión. ¿Quién es más merecedor para salir esta semana Ricky o Aritz? ¿Nos dejamos manipular o no? La solución el próximo jueves.