Gran Hermano hoy ve como un antiguo concursante de anteriores ediciones ha sido condenado a 9 meses de prisión y a pagar 320 euros como autor de un delito de estafa al realizar pagos por casi 3.000 euros de unas tarjetas que robó a una mujer con la que quedó a través de las redes sociales. Además de esto el Juzgado le ordena que devuelva dicho dinero a su legítima propietaria. Esta vez no le quedará otra a Igor que acatar la sentencia, en esta ocasión tampoco ha asistido a su juicio, acto en el que es reincidente, ya que el 14 de julio pasado tampoco asistió.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Los hechos se produjeron en diciembre de 2013, cuando Igor tuvo una cita mediante las redes sociales con una mujer, en el encuentro aprovechó un momento de descuido para anotar los números de su tarjeta de crédito y con ellos operar en internet.

En aquellas fechas el vasco tenía problemas con el juego. Posteriormente la persona a la que se le copio la tarjeta vio como se le cargaban operaciones de una casa de apuestas, al denunciar esto la policía solicitó a la casa de apuestas datos, los cuales hicieron llegar hacia 2 IP, que eran de Igor Basurko. Igor reiteró que no se acordaba de la víctima pero esta le reconoció y dijo que solo él podía tener acceso a estos datos al haberse producido el encuentro, el donostiarra en esa época seguía afectado por la ludopatía.

Otro nuevo caso de ex concursantes que no terminan demasiado bien después de haber pasado por el concurso, aunque recordemos que hace tiempo ya se habló de los problemas que había tenido Igor, estos ya hicieron que tuviera una relación difícil con su pareja como ya se pudo ver en el programa.

Vídeos destacados del día

Lo cierto es que pasar por el concurso de telecinco con los años no supone más que fama momentánea para unos concursantes que luego, salvo excepciones no vuelven a los platós más que para algún debate. La cara "B" de un programa que es una manera rápida de hacer dinero pero que no puede absorber a tanto concursante, ni todos tienen talento ni hay espacio material claro está.