La fiesta americana más espeluznante llegó y con ella los disfraces más asombrosos y sobretodo terroríficos, siendo los propias artistas quienes se las apañan mejor para montarse en trajes bien acabados y magníficos maquillajes.

Sin embargo, la famosa cantante colombiana Shakira, decidió darle un toque mucho más tierno a su Halloween familiar vistiendo a sus dos pequeños, Milan y Sasha, con pijamas a colores y orejitas de ratón,  haciendo referencia el famoso personaje italiano creado en 1958 por Maria Perego, Topo Gigio. Y para hacer más revuelo, su marido, el futbolista culé, Gerald Piqué, se sumó a la pijamada orejona con una notable y encantadora sonrisa que solo podría simbolizar una cosa, felicidad.

Es evidente que la fascinante rubia disfruta de las sesiones fotográficas en familia pues acostumbra postear, en su cuenta en la red social Instagram (@Shakira), satisfactorias imágenes de sus dos pequeños junto a su guapo marido, a quien conoció durante la grabación del videoclip de la canción oficial del mundial de 2010 en Sudáfrica “Waka Waka” interpretado por la artista.

Shakira no se muestra como una mujer capaz  de ocultar sus sentimientos, la sexy barranquillera se ha encargado de mostrar el afecto que siente hacia su hermosa familia y cada paso de la bella historia de amor que mantiene con Gerald Piqué, tanto en sus redes como en las letras de sus canciones, letras que desde que comenzó su amorío con el catalán expresan la incuestionable debilidad de la compositora de 38 años por a quien ella misma catalogó como “su sol” en una de sus publicaciones.

Vídeos destacados del día

La imagen publicada por la colombiana, que ya superó con creces el medio millón de “me gusta” en menos de 24 horas, dista bastante de la serie de fotos que posteó el futbolista en su cuenta en la misma red social (3geraldpique), tras la victoria ante el Getafe en el Coliseum Anfolso Pérez, con una vestimenta que no tenía nada de tierna, celebrando la espeluznante noche de Halloween con todo el equipo del Barcelona Fútbol Club.