El futbolista del Real Madrid ya empieza a replantearse cuál será su futuro dentro de cuatro o cinco años, que es el tiempo que se ha dado para continuar jugando al Fútbol, momento en el cual tomará la decisión de retirarse definitivamente de los terrenos de juego. Pero él no tiene ninguna preocupación, ya que, según ha asegurado “La Voz de Galicia” o el diario “Marca”, después de que todo pase dice que vivirá como un rey junto a sus amigos y su familia. Ha querido hacer estas declaraciones con motivo de la presentación del filme “Ronaldo”, donde también confesó lo nervioso que se pone todavía cada vez que tiene que tirar algún penalti.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

El delantero portugués calificó al fútbol como una parte fundamental en su vida, y eso es lo que hace que cada vez que salte al terreno de juego de el cien por cien todo el rato.

También nos quiso hablar acerca de las diferentes reacciones que sufre por parte del público cada vez que tiene que visitar un estadio, y es que asegura que le resulta muy motivador cuando detecta algún sentimiento de odio hacia él, y que además forma parte de su trabajo, algo a lo que ya está totalmente acostumbrado.

Tal y como ya se ha dicho en otras ocasiones, él mismo confiesa no ser una persona modesta, aunque eso no quita que a la hora de la verdad sea una persona muy humilde y nada falso. No solo centrado en su deporte, Ronaldo también adora practicar otros tantos y poder aprender de la mano de sus grandes exponentes. También hizo balance de su infancia, y recuerda perfectamente el momento en que tuvo que dejar a su familia  e irse a vivir a Lisboa, algo que recuerda como uno de los peores momentos de su vida, lo que casi provocó que dejara apartado su gran sueño y volver a Madeira, algo que logró superar gracias al club y a su familia.

Vídeos destacados del día

También habló de su padre, que tenía problemas de alcohol y que falleció en 2005, y con el que no tenía una relación muy buena, y es que le hubiera gustado que hubiese sido mejor. No obstante, asegura tajantemente que le quería, aunque nunca llegó a tener una conversación digna con él. Como gran símbolo que es en el mundo de la sociedad, dice llevar una vida muy disciplinada, aunque de vez en cuando le gusta consumir alguna que otra hamburguesa con Coca-Cola o un vasito de vino.