Muchos han sido los rumores acerca de su salud y si podía tener o no el virus del VIH, hoy él mismo ha sido quien lo ha confirmado. Sheen sabía desde hace 4 años que padecía la enfermedad pero a día de hoy en sus analíticas el nivel del virus en sangre es indetectable. 

"Estoy aquí para admitir que tengo VIH" declaró el actor y cómico de 50 años en el programa matutino estadounidense Today. Dada la delicadeza de la noticia y tratándose de alguien tan popular, Sheen ha necesitado mucho tiempo para dar el paso y hablar acerca de su salud.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Asegura que no ha podido contagiar a nadie ya que siempre ha utilizado precauciones y ha sido sincero con sus parejas. Sin embargo, desconoce cómo se pudo contagiar.

Se encuentra en tratamiento y él mismo ha afirmado que toma cuatro pastillas diarias para tratarse la enfermedad.

Pero haber estado tanto tiempo intentado ocultarlo le ha costado ser objeto de chantajes millonarios. En esa misma entrevista, a la pregunta del presentador acerca de la cantidad de dinero que ha llegado a pagar por el silencio de alguien, sólo respondió "lo suficiente para decir que han sido millones".

Una de sus exparejas, la actriz porno Natalie Kenly, lo ha defendido explicando que no es ningún monstruo y que es una persona que toma medidas. En las mismas declaraciones se mostraba triste ante la noticia y le desea lo mejor. Pero Kenly no ha sido la única en apoyar a la estrella de Hollywood, Heather Locklear le ha trasmitido a través de Instagram su cariño y amistad.

Charlie Sheen saltó a la fama con el film Platoon en 1986 y Wall Street en 1987. Después, pasó a la pequeña pantalla con series como Spin City y Dos hombres y medio, esta última fue la que más popularidad le ha dado.

Vídeos destacados del día

Sobre su vida personal, siempre ha estado relacionado con las drogas y el alcohol, siendo ingresado en numerosas ocasiones cerca de la muerte. Ha sido protagonista más por sus escándalos laborales y maritales que por sus logros profesionales. Se ha casado en tres ocasiones y tiene cinco hijos.

Ahora puede que le esperen largas batallas legales con aquellas “compañeras” que no supieran de su enfermedad y también tengan el virus.