A no pocos ha marcado aquella escena en la que la princesa Leia, prisionera de Jabba el Hutt, lucía mítico bikini para los anales del Cine, y por qué no, del culto friki, allá por 1983. Sin embargo, las connotaciones que rodean este icónico outfit (hasta apareció en un episodio de 'Friends')  empiezan a incomodar a Lucasfilm Ltd, quienes, según medios estadounidenses, eliminarán paulatinamente de sus artículos oficiales, por considerarla una imagen machista. La propia Carrie Fisher, Leia, ha advertido a Daisy Ridley, protagonista de la nueva saga,que luche por evitar el traje de esclava. “Tienes que luchar contra el traje de esclava. No seas una esclava como yo lo fui” le decía en un encuentro telefónico concertado por la revista Interview.

Por su parte Scott Campbell, dibujante de comics de Star Wars, respecto a la nueva protagonista de la saga, Daisy Ridley, afirmaba en su cuenta de Facebook que "no tendrá que luchar frente a nada. Disney ya está en camino de hacer desaparecer el traje 'esclava' de cualquiera de los futuros productos. Nunca más veréis futuro merchandising con el traje de esclava. Os lo aseguro". Además, Campbell hacía referencia a dos fuentes, de las cuales había escuchado que ni siquiera podían "dibujar a Leia en una pose sexy en Marvel, y mucho menos en ese traje!". Además, el propio Campbell aseguraba que una estatua en 3D de la Leia esclava finalmente no había llegado a producirse precisamente por el mismo motivo.

El universo Star Wars está dispuesto a pasar página y dejar de lado la imagen sexista y machista que proporcionaba la escena protagonizada por Fisher.

Vídeos destacados del día

Iremos viendo si, como se rumorea, las figuras e imágenes irán poco a poco desapareciendo para alejarse de la polémica, algo que cuesta creer teniendo en cuenta las millonarias cifras que el merchandising de la saga mueve cada año, y tan sólo un mes después de que el polémico bikini fuese subastado por 96.000 dólares. Exenta o no de controversia, Star Wars regresará a las pantallas el próximo 18 de diciembre, y parte del casting original repetirá, incluida Carrie Fisher.