El éxito de The Walking Dead es indiscutible, con una audiencia media superior a los 13 millones en su sexta temporada, y esto no ha dejado indiferente a la cadena CBS, que ha decidido lanzarse a por su propia serie de zombies. La zombie manía se ha abierto paso en la pequeña pantalla, con otras Series como iZombie (CW), Z Nation (SyFy) o el propio spinoff de The Walking Dead (AMC), Fear the Walking Dead, por no hablar de las incursiones cinematográficas de este subgénero.

La cadena estdounidense CBS se sube ahora a la ola zombie con lo que será una adaptación de la novela de Stefan Petrucha, Dead Mann Walking. Según Hollywood Reporter, la serie correrá a cargo de Simon Barry, quien será el productor ejecutivo y guionista.

Para Barry será el siguiente proyecto tras Continuum, que terminó en octubre.

La serie estará ambientada en un futuro cercano, donde un detective de policía ha sido ejecutado por asesinar a su mujer, tras lo cual toma una droga milagrosa y es traído de vuelta a la vida como "ciudadano de segunda clase", entendido en el libro como zombie, trabajando como investigador privado mientras busca al verdadero asesino de su mujer.

CBS ha sido noticia esta semana, tras conocerse que hará regresar la mítica serie de Star Trek a la televisión, que comenzará, totalmente nueva, a partir de enero de 2017, y que estará disponible en su mayor parte en CBS All Access, la plataforma de video on demand de CBS

Trending Topic

Atención, spoilers! La serie, que hace poco ha renovado por una séptima temporada, también ha sido noticia esta semana por la polémica muerte de un importante personaje, Glenn, que durante varias horas revolucionó las redes sociales generando todo tipo de reacciones y convirtiendo los hashtags #TheWalkingDead y #Glenn en Trending Topic.

Vídeos destacados del día

Está claro que la serie es un gran activo para la cadena, y si el éxito puede medirse en cifras, las de esta ficción hablan por sí mismas: 30 segundos de publicidad durante la emisión de la misma salen por 502,000 dólares, y sólo ella supone la cuarta parte de los ingresos de la cadena norteamericana AMC.