Tras el final de la primera temporada de The flash y como consecuencia de esa popularidad que están tomando los súper-héroes no era de extrañar que Arrow llegara con una cuarta temporada.

En esta temporada Oliver y sus amigos tendrán como principal objetivo hacer que sus seguidores sigan entusiasmados con sus tramas, puesto que cuatro temporadas puede hacer caer a la serie en una situación de lentitud y monotonía y puede conllevar un respaldo menor por parte de la audiencia.

En la primera temporada vimos al Arrow más agresivo y el que no vacila ante un problema. Esta primera temporada sirvió a modo de presentación del personaje y de cómo se fue conformando el equipo que acompaña en su aventura al encapuchado Arrow.

Sufrirá en su interior al descubrir secretos de su familia que por dentro le destrozarán. Con el terremoto en Glades que salpicará a su madre hará caer a Oliver Queen en una lucha en su interior pues se sentirá culpable de la muerte de su amigo Tommy. Así pues comienza la segunda temporada partiendo a Lian Yu de donde saldrá tras la insistencia de Diggle y Felicity ya que Starling City necesita a Arrow. En esa temporada se ve como Arrow se tiene que enfrentar a los demonios del pasado, que intentara llevarlos a cabo Slade.

La tercera temporada parece un poco diferente y no tan continuista como las anteriores que parecen como si se hubieran programado dos temporadas a expensas de ver el respaldo de audiencia. Por eso en la tercera temporada se centra en la guerra que librará Oliver Queen y la liga de Asesinos.

Vídeos destacados del día

Donde se podrá ver como Ra's al Ghul y Oliver Queen adquieren un papel por encima al resto de los personajes viendo como Roy y Thea adquieren un papel de mayor relevancia en detrimento de Diggle u otros personajes.

En esta cuarta temporada la serie no sólo competirá por conseguir más audiencia, sino que compite por mantener la que ya tenía y aumentar aún más sus seguidores. Pero debe de contemplar la posibilidad de que el público pueda cansarse, pues últimamente estamos asistiendo a una constante maratón de Series y películas sobre súper-héroes, con lo que puede ser un punto negativo. Sin duda alguna si la serie mantiene el dinamismo, el suspende y esa parte "picantona" con escenas subidas de tono, pero sin abusar de ellas y que no se ve nada pero que hace volar la imaginación, no habrá ninguna duda del éxito de esta cuarta temporada de Arrow que se presenta apasionante.

Hay que hacer hincapié en que Arrow es la serie sobre súper-héroes actualmente mejor consolidada y  es posible que todavía quedan más de una temporada, pero debe tener en cuenta de no caer en la monotonía como sucedió con Smallville.