2

      Han sido varios artículos y varias las personas que impacientemente esperan los resultados de audiencia para juzgar la lucha sin cuartel que tanto Tu cara me suena como Sálvame Deluxe llevan a cabo los viernes por la noche.

     En esta semana la distancia entre tu cara me suena y Sálvame Déluxe fue aproximadamente de un millón de espectadores. Con un cinco puntos por encima el primero sobre el segundo.

      Una vez más la distancia se va acrecentando y el programa presentado por J.J. Vázquez va deambulando televisivamente pues siempre ha estado muy cómodo sin una competencia dura. Este declive temporal de Sálvame Deluxe puede deberse a varias cosas.

Una y la más importante es que por fin tienen una competencia televisiva fuerte y eso hace que ahora mismo estén un poco perdidos en su forma de actuar. Por otro lado también puede influir que una parte de los telespectadores estén un poco  cansados de la monotonía del programa y en general de los programas que tienen un contenido vacío, podemos ver como Cámbiame Premium no fue rival ni para la serie Olmos y Robles, con lo que surge la pregunta de si el tirón de J.J. Vázquez y sus colaboradores se ha estancado simplemente o está en decrecimiento. Una tercera razón podría ser un cierto recelo que produce el programa de Telecinco a una parte de esa audiencia que un día lo veía pero que se siente defraudada por la soberbia en algunos puntos tanto de presentadores como colaboradores.  Hemos podido observar como cuando alguien es presa de las garras del programa no paran hasta que esa persona se ve desangrada y  agobiada, vemos como personajes como Isabel Pantoja, Jesulín de Ubrique y su familia, Amador Mohedano y algunos casos más son víctimas constantes de un programa nada objetivo.

Vídeos destacados del día

Vemos como hay portadas que salen en el programa que parte de ella se ve emborronada para que nadie vea información que perjudique a una presentadora de Telecinco, vemos como ellos si pueden hablar de los errores de las parejas de los famosos, pero de los casos turbios de las parejas de los que hay allí colaborando o trabajando se ocultan y así un largo etcétera que ha podido hacer que muchos telespectadores decidan ver tu cara me suena.

      Y es que la gran diferencia que existe es que mientras en el programa que se ha analizado arriba reina un ambiente tenso y en algunos momentos la agresividad verbal puede ser un aspecto muy visible, en tu cara me suena reina el buen ambiente, la cordialidad, a pesar de ser un concurso se puede presenciar un ambiente fresco, saludable y hace que la gente pueda pasar un rato ameno. A veces las mismas actuaciones, que son buenísimas, por gustos musicales no gustan, pero tanto la organización, como el jurado así como los concursantes y Manel Fuentes como presentador hacen que merezca la pena poner Antena3 y poder disfrutar por un momento de un ambiente sano y desinhibido.