Suso desde que entró en la casa quería ser protagonista. Los guionistas de Gran Hermano ya eran sabedores que podía darles mucho juego al tener que hacer de hijo ficticio de una Maite que como hemos podido ver ha sido la concursante más polémica en lo que va de concurso.

En estas primeras semanas y una vez ya fuera Maite, Suso quizás esté siendo el personaje principal, su atractivo físico ha encandilado a Sofía  y Raquel sino fuera por la navarra a buen seguro tendría algo con él. En ocasiones dar tanto juego no es positivo cara a intentar ganar el concurso. Esto ya lo sabe Maite y Suso puede correr el mismo riesgo mientras que siga con su comportamiento.

Muti el expulsado en la jornada de ayer, parece haber sido el primer agraviado por el comportamiento y las malas maneras de Suso. Una vez llegado al plató y al final de la entrevista de Mercedes Milá, pidió encarecidamente a Suso que moderara sus maneras y su lenguaje. 

Suso agradeció las palabras de Muti y su consejo, todo esto le duró unos pocos minutos, cuando Mercedes pasó a decir quienes eran los nominados y llegó su turno, le dio la buena noticia de que no estaba nominado, al decirlo la Milá el público le abucheo en gran medida y se oyeron gritos de ¡fuera!, a lo que éste respondió con una peineta que iba dirigida hacia el público.

No solo hizo eso sino que luego expresó su rechazo a esos gritos diciendo que no deberían gritarle porque le iban a volver loco dentro de la casa y que temía por su madre que esta afuera y lo podía estar pasando mal, algo entendible, no así la peineta que demostró que no tiene maneras y es impulsivo.

Vídeos destacados del día

Debería actuar con inteligencia y hacer análisis y autocrítica, máxime cuando Muti se había ido y él que está siendo un buen estratega en el concurso debería olerse que había salido en gran parte por su amistad con él. Llevamos muchas ediciones de Gran Hermano y sabemos que este tipo de estrategias tan abiertas, junto a comportamientos poco educados son sinónimo de expulsión sino es una semana es a la siguiente. ¿Cambiará Suso?