El primer programa de la nueva temporada de 'Planeta Calleja' no logró superar a su rival 'Salvados' en su primer encuentro. El aventurero logro un 6'6% de share pero nada pudo hacer con el cara a cara de Rivera e Iglesias en 'Salvados', que logró un 25'2% superando todos los records.

El primer programa ha contado con el cantante cantabro David Bustamante y el reto de escalar una pared de hielo en Noruega, en concreto en Svalbard, un archipiélago en el ocáno Glacial Ártico. A parte de la dificultad que entraña trepar una pared de hielo con bajas temperaturas, se sumaba el vértigo del cantante, detalle que no se conoció hasta que el viaje había comenzado.

Durante todo el programa Bustamante se mostró familiar y cariñoso, así como cercano con su público, recordando en todo momento su niñez en su pueblo natal, San Vicente de la Barquera. Recordó sus inicios como albañil y como sólo con esfuerzo y trabajo ha logrado llegar a donde está ahora, encima de un escenario arropado por miles de fans.

El artista no logró superar el reto en un primer intento, su vértigo le jugó una mala pasada y tuvo que abandonar a mitad de la pared. Pero no todo fue esfuerzo, también hubo momentos en que tanto David como Jesús se lo pasaron como niños jugando en la nieve y disfrutando de momentos únicos en un jacuzzi típico noruego, donde acabaron rebozados en la nieve únicamente con un bañador.

Incluso hubo tiempo para que David y Jesús se relacionaron con lobos salvajes, unos momentos tensos en los que el cantabro sufrió un arañazo en la cara y decidió dejar sólo al aventurero junto a los lobeznos.

Vídeos destacados del día

Y hasta pudieron ir a pescar bacalo con un lugareño donde disfrutaron pescando y riendo. 

Y tras estos momentos de diversión en tierras heladas, llegó el momento de superar sus miedos y escalar la pared de hielo de 150m. Fueron momentos duros, tensos, donde el frío, la nieve y las dificultades técnicas hicieron de este reto una prueba de superación para el cantante con un final feliz, superó sus miedos a las alturas y coronó la cima dedicándoselo a su hija Daniella.