Parece que el programa está empeñado en que Manu y Susana se separen o discutan. Ellos tratan de estar tranquilos y mantenerse unidos, a pesar de la presencia de Ruth, actual tronista que fue una de las finalistas de Manu.

Susana se derrumbó en el plató hace unos días cuando vio la actitud de Manu con la que fue su rival. A partir de ese momento Manu decidió mantener la distancia con la actual tronista para no disgustar a su chica.

Hoy han vuelto a visitar el programa y han dejado claro que se quieren mucho y que se apoyan mutuamente.

La pasada semana Ruth aceptó que Jesús Reyes le hiciera un cambio de look, que decepcionó bastante a la audiencia, ya que el peinado era muy parecido al que lleva siempre, y por otra parte, el vestido que eligió el estilista no iba mucho con el estilo de la tronista.

Hoy el programa anunciaba a bombo y platillo que la tronista de nuevo iba a experimentar un cambio, esta vez de la mano de Nacho Montes. Como es habitual nos han ido mostrando imágenes de la tronista pero no hemos podido ver el resultado final.

Para alimentar el morbo, la presentadora ha pedido a Manu que fuese a ver a Ruth, y éste se ha vuelto a mirar a Susana, buscando su aprobación. Ella le ha dicho que no tenía problema y Manu, muy prudente ha dicho que encontraba a su ex pretendienta muy guapa y favorecida.

Pero ahí no ha terminado la tensión ya que acto seguido la propia Susana ha tenido que subir las escaleras para ver el cambio de look de la tronista. En ese momento Susana ha tratado en vano de mantener la calma y no buscar ninguna discusión. Tanto la presentadora como los asesores han intentado poner nerviosa a la joven pero ella ha dejado claro que antes de la Final de Manu se llevaba bien con Ruth y que nunca habían tenido ningún problema.

Vídeos destacados del día

El mal rollo entre ambas comenzó cuando la tronista declaró que aún tenía sentimientos por el ahora novio de Susana, y dejó caer que si ella hubiera sido elegida, la relación hubiera sido muy bonita.

Por otra parte. Leo, uno de los ganchos, ha sembrado cizaña entre los pretendientes de Steisy, ya que según parece sigue interesado en ella a pesar de que en el pasado la rechazó.