Si por algo se caracterizan los concursantes de Gran Hermano, es por su escaso nivel intelectual. Cuanto más raros y más tontos, mejor, eso parece ser lo que piensan los directores de casting del programa de Telecinco. Esta vez se aprovechan de esta condición para dejarlos en evidencia, con un examen de cultura general.

De Barcelona a la televisión pasando por Iniesta

Esta prueba ha dejado perlas casi inimaginables, de las que vamos a destacar algunas. A Carolina le preguntaron por el gentilicio de Barcelona, tan fácil como responder barcelonés, pero no, la aspirante a modelo no tenía ni idea de lo que significaba gentilicio, por lo que respondió la Sagrada Familia. 

A Suso le dieron tres elementos (antena, filamento y pistilo) y le preguntaron sobre qué estaban hablando.

Cualquiera que haya pasado por la escuela primaria y haya estudiado las partes de una flor sabe de qué se trata. Suso no, a lo que respondió que era la Televisión. Su compañera Sofía no pudo evitar reírse ante semejante respuesta.

Otros concursantes también tuvieron su segundo de gloria. Marta modificó el refrán clásico de "nunca llueve a gusto de todo" por "nunca llueve si la dicha es buena", un pequeño batiburrillo de refranes. Por último, Han no supo decir quién marcó el gol de la victoria del Mundial que ganó la Selección Española. El chino se excusó en su condición sexual: "Soy marica, no me gusta el fútbol". Por eso no supo decir que Iniesta fue el jugador que ha dado a España la mayor alegría futbolística. ¿Aritz habría sabido responder a la pregunta, teniendo en cuenta las dudas sobre su sexualidad?

También hemos conocido que el libro favorito de Aritz es Cien Años de Soledad y se indigna porque una de sus compañeras no haya sabido la respuesta.

Vídeos destacados del día

Promete que volverá a leérselo cuando salga de la casa. Suso, recientemete protagonista de la casa,  pidió clemencia con las preguntas, porque su madre lo estaría viendo y no quería quedar en ridículo.

Estos son sólo algunos ejemplos, porque hay respuestas para todos los gustos, como que la ciudad de Pisa se encuentra en París. Sin duda la mayor víctima de este examen de cultura general es ella misma, la cultura general.