Halloween llega en breve y hay que tener una lista de películas preparada para ver en tan significativa noche. Más allá de las típicas franquicias, Pesadilla en Elm Street, Scream y demás que ya todos conocemos, existen otros títulos a los que acercarse y descubrir un mundo de terror del que tal vez ya hayamos oído hablar, pero al que muchos no se han acercado.

-La casa del diablo: Ti West es uno de los mejores directores norteamericanos dentro del género de terror. Los huéspedes, con su espeluznante media hora final o The sacrament, son algunos títulos que lo han hecho grande. Pero La casa del diablo es un ejemplo sobrecogedor del buen Cine que lo ha hecho célebre.

Rodado con una técnica impecable, el miedo que se siente viéndola es de los que hacen recomendar la película.

-The Babadook: un libro que no se debe leer. Si lo lees te atrapa y no te suelta. Esa es la premisa de una de las mejores películas recientes del género. Su narrativa llega al espectador exactamente por donde necesita para provocar el estrés que pretende. La madre y el hijo protagonistas se verán sumidos en una atmósfera pocas veces vista.

-I am a ghost: H. P. Mendoza, nos regaló hace un par de años esta joya en la que un espíritu atormentado intenta abandonar su casa, pero no puede. Esa es la premisa de la película. Cómo está contada es uno de los hallazgos más grandes del cine contemporáneo.

-Retornados (The returned): Manuel Carballo rodó en inglés esta coproducción con Canadá en la que se ha encontrado una cura para los infectados que aún no se han convertido en zombis.

Vídeos destacados del día

Una dosis diaria detiene la conversión, y la epidemia, pero empiezan a escasear y la sangre de quienes ya tienen el virus sigue su proceso... Apasionante mirada al mundo de los muertos vivientes que nadie debería perderse.

-Aparecidos: Paco Cabezas nos lleva a Argentina, con dos hermanos que encuentran un diario en el que se detallan crímenes del pasado. Pero el pasado y el presente están más unidos de lo que parece... Cabezas rueda con verdadera maestría una película que a medida que avanza nos va aterrorizando. Los ruidos, las fotos, todos los elementos con los que cuenta son motivo para estremecer al que se acerque a tan lograda película.

-Secuestrados: Miguel Ángel Vivas realizó con ella un ejercicio claustrofóbico en el que una familia adinerada sufría un secuestro en su nueva casa por parte de tres encapuchados. Tan brutal como imprescindible.

-Oculus: El espejo del mal: la historia del espejo que protagoniza la película de Mike Flanagan no cuenta nada bueno. Todos sus dueños han acabado muertos bajo su influjo, y el hermano de la protagonista, al salir de la cárcel, se reúne con ella en una subasta.

La hermana recupera allí el espejo que una vez tuvieron para tratar de demostrar que él es inocente de lo ocurrido años antes y que fue el espejo el responsable de aquellos acontecimientos.

-Compliance: para acabar, una película que no está clasificada dentro del casillero del terror, pero que quien la haya visto sabe que podría perfectamente encajar en él. Una empleada de un establecimiento de comida rápida es acusada de haber robado a un cliente. Un policía llama al local para hacer las averiguaciones correspondientes y hace pasar a la acusada a la parte de atrás para comprobar que haya o no efectuado el robo. Lo que ocurra desde entonces llega a ser digno del mejor terror psicológico que podamos recordar.