Tan solo un día después de su polémico paso por España, Justin Bieber ha vuelto a sembrar la polémica en la primera actuación de su nueva gira en Oslo, Noruega. El canadiense salió al escenario con ilusión, sentimiento que se desvaneció tras la interpretación de su primera canción, tras la que abandonó muy enfadado el escenario para no volver. Horas más tarde, Justin pidió perdón a sus fans a través de un mensaje en su cuenta de Instagram.

El cantante se acercó al borde del escenario con una especie de trapo con el que comenzó a limpiar el suelo, momento tras el que Bieber empezó a gritar a sus fans sin motivo aparente.

"¿Qué hacéis? Parad. He dicho que paréis. ¿Chicos, me oís? Intento limpiar el suelo. Es igual. Ya he terminado. No sigo con el concierto", les dijo muy enfadado.

Este no es el primer gesto egocéntrico que el artista ha protagonizado estos días. Su paso por España fue un autentico desastre. Primero abandonó sin previo aviso una entrevista en la radio, para más tarde acudir a El Hormiguero. De repente, en el programa de los 40 principales, el cantante de What do you mean? se levanta para ir al baño y no vuelve. Tal cual. Y su actitud no mejoró en el programa televisivo. Ya que, con una actitud totalmente inadmisible, parecía burlarse de todo el mundo. Incluso desvaloró a una de sus fans que lo sabía todo sobre él.

Si hay que definir a Justin, lo haremos con las palabras inmaduro e insensato.

Vídeos destacados del día

Quizás el hecho de que la fama le llegara en su temprana edad ha hecho que el chico se convierta en un prepotente. El cantante debe todo lo que tiene, incluso la fama, a sus fans. Pero parece ser que no lo tiene mucho en cuenta.

Dándonos una actitud de pequeño malcriado, Justin Bieber debería de tener en cuenta los esfuerzos que la gente hace por él. Y es que organizar un programa de Televisión o una entrevista no es nada fácil. Tras el trabajo de todos los productores, el canadiense ignora la ilusión de sus admiradores/as y nos decepciona en todos los acontecimientos.

Sus fans, ciegas por el encanto del cantante, tendrán suficiente con el mensaje de perdón que Bieber dejó en su Twitter. Pero deberá cambiar su actitud la próxima vez.