Justin Bieber sigue dando de qué hablar allá por dónde pisa. Su paso por España ya ha dado la vuelta al globo por la actitud que mostró en todo momento. A la apatía con la que participó en el programa de Antena 3 El Hormiguero, hay que sumarle la espantada que protagonizó durante la entrevista que concedió a Yu, no te pierda nada, el programa de Los 40 presentado por Dani Mateo. 

Según la versión oficial, que es la que ha emitido el entorno del cantante y ha apoyado la cadena de radio, Bieber se sintió abrumado por la cantidad de gente que había en el estudio, siendo el estudio demasiado pequeño para acogerlos a todos, por lo que decidió dar por finalizada la entrevista, eso sí, sin mediar palabra con el equipo del programa y dejándolos con la palabra en la boca.

Sin embargo, según se puede ver en la grabación, el detonante de su reacción fue el saber que iba a protagonizar una sección del programa con una serie de Youtubers que fueron presentados como "personas que tienen cientos de millones de seguidores en Europa", lo que parece que no convenció a Justin.

Si hacemos caso del comunicado emitido, se podría excusar la actitud del cantante, sin embargo, pocas horas después, la ha vuelto a liar. Esta vez ha sido en Noruega. Como parte de la promoción de su nuevo álbum por Europa, Bieber había programado un concierto en Oslo. Después de interpretar la primera canción, Boyfriend, el canadiense se dirigió al filo del escenario para limpiar un poco de agua que se había derramado, para ello, utilizó una camiseta. Las fans, enloquecidas por poder tocar los pies de su ídolo, trataron de agarrar la camiseta y acariciar sus pies.

Vídeos destacados del día

En una actitud poco comprensible, Bieber, visiblemente molesto, parece increpar a un grupo de chicas, que contemplan la escena con cierto estupor. Posteriormente se giró, lanzó su chaqueta, gorra y pinganillo al suelo, y abandonó el escenario.

 

Poco después, el propio cantante publicó en su cuenta de Instagram un escrito disculpándose con los medios del país escandinavo (no con los fans que había dejado tirados), y trató de excusar el comportamiento que ha tenido en los últimos días.

Veremos si este atisbo de disculpa es suficiente para los fans y la comunidad musical en general, o, por el contrario, los desplantes del joven cantante empiezan a ser demasiados.