Hacerse una fotografía y luego ver otra muy distinta. Busquen las 6 diferencias. Inma Cuesta, la gran actriz protagonista de películas como Primos o Tres bodas de más las encontró enseguida. No es difícil ver que en la foto de la derecha el brazo de la intérprete tiene algo más de músculo que en el de la izquierda o que el cuello está ligeramente más alargado en la retocada que en la original. Por señalar solo un par de detalles que las distingan.

La actriz, muy popular gracias a la serie de Televisión Águila roja, o por sus cada vez mayores intervenciones en el Cine, estrena ahora la comedia Los miércoles no existen, mientras disfruta del éxito que en los festivales de San Sebastián o Sitges está teniendo el drama La novia, basado en Bodas de sangre, de Federico García Lorca, antes de que llegue a las salas comerciales el próximo 11 de diciembre. 

Pero es por la comedia por lo que Inma está de actualidad y de promoción, algo necesario, cansado pero bonito, porque siempre lo es hablar de tu trabajo con la perspectiva que da el haberlo terminado hace alrededor de un año.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Entre el rodaje y el estreno suele pasar aproximadamente ese tiempo. Así que para el actor, la promoción no deja ser un reencuentro con su personaje. Y en el caso de Inma, con una actriz a la que, según ha contado en su cuenta de Instagram, ni siquiera ha reconocido. 

Su enfado ha sido tremendo, así lo ha manifestado ella y las redes sociales han ardido para darle su apoyo porque, como bien ha afirmado, los retoques la han convertido "en una muñeca sin expresión".

Y si algo no es Inma Cuesta es inexpresiva. De hecho, gracias a ser todo lo contrario domina como pocas tanto el drama como la comedia con un amplio abanico de matices que la posicionan al más alto nivel dentro de las actrices españolas. Y a pesar de eso, aún no tiene el Goya

Resulta irónico que en un mundo en el que las intérpretes, sobre todo norteamericanas, se pasan las tardes en el quirófano implantándose todo el bótox que les permite una sesión, y luego otra y después otra más hasta quedar desfiguradas y con un físico muy alejado de aquel con el que crecieron, una actriz que no se retoca en la vida real llegue a verse tan manipulada en una fotografía, que en este caso publica el Dominical de El Periódico de Catalunya, que, por cierto, ya le ha pedido disculpas por este hecho.

Kate Winslet, la protagonista de Titanic, más de una vez se ha visto retocada con Photoshop para quitarle, artificialmente, kilos de más.

Vídeos destacados del día

También ha desmentido públicamente ser ella quien aparecía en las fotos y se ha puesto muy dura frente a los medios que decidan seguir haciéndolo. Inma Cuesta ha sido otro gran ejemplo de la defensa de una fotografía real frente a los cánones que nos imponen las modas.