Después de disfrutar de la Gala más emocionante, tensa y divertida de los últimos tiempos en Gran Hermano, la sensación general tras visionarla en Telecinco por parte de los seguidores de este programa es la de que la cosa, de verdad, sólo acaba de empezar.

Tras conocer la salida de Raquel por tan solo el 51% de los votos, las nominaciones que han colocado a Suso en la picota y como gran favorito para abandonar la casa y la revelación de los secretos de todos los habitantes de la casa de Guadalix de la Sierra, parecía que todo iba a acabar ahí, pero no, había más emociones... y más misterios.

El principal que dejó con cara de tontos y mirándose entre ellos a los fans de Gran Hermano fue el último que se dejó entrever justo antes de que Mercedes Milá despidiera el programa insinuando que aunque no lo pareciera todavía quedaban misterios por resolver...

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

y por empezar a disfrutar, lo que fue acompañado de una imagen dentro de la casa de una chica misteriosa a la que sólo pudimos ver unos segundos.

Esa chica, que aparecía sobre la gran pantalla del salón, iba acompañada de un nombre, Paula Insua, y junto a una foto de perfil típica del book que se realiza a los habitantes de la casa antes de entrar a formar parte del concurso lo que, salvo giro inesperado, se ha barruntado desde las redes sociales supondrá la entrada en breve de una nueva concursante misteriosa que de alguna manera ya habría comenzado su participación en los juegos y en la convivencia.

Sin embargo, otros seguidores del reality decano de la televisión han asegurado que su aparición en la pantalla antes de la conclusión de la quinta gala de GH16 se debe a un nuevo giro del programa a modo de despiste para marear a los habitantes de la casa por un lado y a los seguidores del mismo por otro.

Lo que sí parece claro es que la aparición pública y en la casa de Paula Insua no ha sido ni un error ni casual, y que de alguna manera acabará formando parte de esta decimosexta edición de Gran Hermano. ¿Y ustedes qué piensan?. Hagan sus apuestas.