Poco a poco nos vamos adentramos más en los secretos de los concursantes de Gran Hermano 16, en este caso me refiero a Suso a su caída de morros, es decir, se le olvido contar como fue rechazado por dos ex tronistas del programa Mujeres y Hombres y Viceversa. Las susodichas que le negaron una relación al supuesto prolífico ligón de la casa de Guadalix fueron  Aguasantas y María

Esto sorprende a todos tras conocer a Suso como un encandilador de las mujeres, como él mismo se autodefine, un hombre capaz de lo mejor con las mujeres, que liga cada vez que sale de marcha. Pues en este caso ya no es así, al parecer dos ex protagonistas de Mujeres y Hombres tienen mucho que decir a todo esto.

Al parecer en un vídeo se pueden ver las calabazas que recibe Suso por parte de Maria y Aguasantas. Todo comenzó al poco de empezar un programa de MYHYV, donde Suso aparece bajando las famosas escaleras en aptitud chulesca, rebosante de confianza y atrevimiento, pues bien, no le duró mucho la sonrisa. Cuando llegó a la zona donde estaba sentada María, el popular concursante de Gran Hermano se dedico a desfilar para el publico justo cuando ésta se levantó para saludarlo cordialmente. Un gesto muy poco caballeresco, un gesto muy feo que encendió la mala uva de María, quien en un arrebato de "venganza" lo despachó a la primera oportunidad que tuvo. 

Esta imagen podría destrozar toda la fachada que se a construido Suso dentro de la casa de Gran Hermano, pero claro está, las informaciones de fuera están prohibidas dentro de la casa, aunque todo se sabrá tarde o temprano.

Vídeos destacados del día

Ahora mismo Suso está a salvo de todas esas informaciones, y con ello tiene vía libre para seguir engatusando a compañeras del concurso, las cuales no tienen idea del engaño que sufren... ehh Raquel y Sofía. 

Lo mismo le pasó con Aguasantas, la cual no tenia en mente ser el segundo plato de un chico tan repelente, por lo tanto tras el "postureo" de Suso inicial no tardó en negarle toda posibilidad. Con ello, Suso entra en la casa de Gran Hermano con dos fracasos muy sonoros.